Una persona visita el interior de la obra del edificio del CAT.
Una persona visita el interior de la obra del edificio del CAT. / Antonio Tanarro

El CAT fía ahora su futuro al año 2019

  • La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, admite que los contratiempos en forma de sentencias para las arcas municipales obligan a «escalonar» la financiación del proyecto

El proyecto del Círculo de las Artes y la Tecnología (CAT) de Segovia vuelve a emborronarse. Esta vez por partida doble. Por un lado, la financiación. Por otro, el compromiso adquirido por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. En este último sentido, y como venía avisando el grupo municipal del Partido Popular, no hay nada firmado. Eso no quiere decir que no se vaya a cumplir.

Ni se le pasa por la cabeza al equipo de gobierno del Ayuntamiento, a pesar de la polémica sobre los plagios del rector de la institución académica, que fue quien selló de palabra con el Consistorio segoviano la voluntad de instalarse en el Centro de Innovación y Desarrollo Empresarial (CIDE), primer edificio del complejo de las artes y la tecnología. «Nuestras negociaciones son con la institución, no con el rector», ha serenado la alcaldesa los temores de que al final no haya acuerdo para el convenio que han de firmar la entidad académica madrileña y la Universidad de Valladolid.

Predisposición de la Junta y la UVA

Por cierto, que Clara Luquero ha ratificado que siempre ha contado con la disposición de la Consejería de Educación de Castilla y León y de la propia UVA para sacar adelante la propuesta. Sin embargo, reconoce que la actitud de la Comunidad de Madrid en sus negociaciones con la Rey Juan Carlos puede ser «un escollo». No ha entrado en más detalles al respecto y confía en que las conversaciones den el fruto comprometido de la instalación del Instituto de Danza Alicia Alonso en el espacio que se ha reservado en el CAT.

Un acuerdo verbal y escenificado ante los medios de comunicación que no llega a la rúbrica y los problemas de financiación con los que va a tener que lidiar el Ayuntamiento por culpa de las sentencias judiciales que han ido minando las arcas municipales son los dos motivos por los que Luquero ha anunciado que la finalización de la obra del citado Centro de Innovación y Desarrollo Empresarial va a sufrir un nuevo retraso.

El equipo de gobierno otea ahora su acabado y puesta en marcha en el año 2019. Supone un prórroga de al menos un año más, ya que la intención que han venido manifestando distintos concejales socialistas era la de tener todo el edificio listo para el curso 2017-2018 y que la actividad académica del proyecto que consensuasen las dos universidades pudiera ya disponer de su sede en esas fechas.

«No hay premura»

«Hay determinadas inversiones que hay que escalonar ante los problemas que nos han ido llegando; pero hay que afrontarlos y atenderlos», ha apostillado la regidora de la ciudad, quien ha hecho hincapié en que «el compromiso de la Universidad Rey Juan Carlos se mantiene».

Luquero cree que «no será la UVA la que ponga problemas», remitiéndose a palabras del rector, Daniel Miguel. En cuanto al «escollo» que puede suponer la Comunidad de Madrid a la hora de externalizar y sacar unos estudios fuera de sus límites, la alcaldesa dice que «no hay premura» por ese nuevo plazo que posterga la finalización del edificio al año 2019, y pone el ejemplo de cómo la Universidad de Alcalá posee trece grados de su cartera en Guadalajara.

Para la concesión del espacio en el CAT a una iniciativa de las características pretendidas, primero ha de estar concluido el proyecto de edificación, ha explicado la alcaldesa.