El Norte de Castilla

Los presupuestos de la Diputación saldrán adelante con el apoyo del PSOE

Los presupuestos de la Diputación saldrán adelante con el apoyo del PSOE
/ Fotografía de archivo de una anterior seisón plenaria en la Diputación. Antonio Tanarro
  • La Corporación provincial rebaja a 54,2 millones de euros la disponibilidad contable para el año que viene, un 1,32% menos que en 2016

Después de hacer cuentas y ajustar todo al máximo, al final han salido los números en la Diputación Provincial para poder arrancar el ejercicio 2017 con un presupuesto actualizado y no prorrogado. Un montante económico que, previsiblemente se aprobará en el pleno de este jueves, y que será respaldado por el principal partido de la oposición, el PSOE, por lo que al menos 23 diputados provinciales darán un 'sí' a que salgan adelante estas cuentas, decisión que «hay que agradecer», según ha destacado el portavoz del equipo de gobierno del PP y diputado del área Administración y Personal, José Luis Sanz Merino.

Los presupuestos de la Diputación Provincial para el ejercicio que viene alcanzan los 54.270.000 euros, lo que supone una rebaja del 1,32% con respecto a los del curso que está a punto de echar el cierre, cuando ese monto llegó hasta los 55 millones. La reducción presupuestaria radica en la disminución de la aportación del Estado en casi dos millones de euros, según una disposición adicional del año 2014, que en vez de ejecutarse en un plazo de diez años se realiza solo en un ejercicio.

Como en anteriores ocasiones, el 50% de la disponibilidad presupuestaria se lo lleva el capítulo I, el dedicado a personal. Como ha precisado el diputado provincial, la Corporación cuenta con 700 empleados públicos. En total, la institución tiene prevista una asignación de 26.270.796 euros a este concepto, es decir, el 48,41% del total. Sanz Merino ha destacado que ese gasto «es necesario para mantener los servicios que ofrece la Diputación porque es una fábrica de servicios a los ciudadanos y a los Ayuntamientos».

Deuda viva

El portavoz del equipo de gobierno provincial también ha incidido en la reducción de la deuda viva que arrastra la Diputación de Segovia, que al finalizar 2017 se situará en 15,3 millones de euros. El recorte este concepto comenzó en 2011, cuando comenzó como presidente provincial Francisco Vázquez, momento en que el endeudamiento provincial llegaba a los 28 millones de euros. «Ha ido bajando hasta situarse en un 35%, 40 puntos por debajo del endeudamiento habitual de las administraciones públicas, cuyo límite está en el 75%», ha precisado.

En su opinión, el control de este endeudamiento ha hecho posible que los presupuestos para el ejercicio 2017 sigan siendo «inversiones en diferentes líneas de actuación para los municipios y de mantenimiento de los servicios que ofrecemos a las personas».

De hecho, en este ejercicio que la institución provincial contaba con dos millones de euros menos de presupuesto y tenía que afrontar una subida de sueldo a los funcionarios del 1% ha sido posible gracias a que «hemos recurrido al endeudamiento, imputando el crecimiento de ese gasto del 1%», explica Sanz Merino. La subida no se verá en la nómina de enero, se materializará una vez que el Estado haya aprobado sus cuentas o que el gobierno dice una normativa específica al respecto.