La subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz (i), y las representantes de la Asociación San Vicente de Paúl, junto a los alimentos.
La subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz (i), y las representantes de la Asociación San Vicente de Paúl, junto a los alimentos. / El Norte

400 kilos
de productos
para paliar muchas necesidades

  • La subdelegada del Gobierno agradece el gesto de los empleados públicos hacia la asociación San Vicente de Paúl

La subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz García, entregó ayer a la presidenta de la Asociación San Vicente de Paúl, Maribel Escorial, 400 kilogramos de productos para su reparto a las personas con más necesidades en la provincia. Se trata de los productos alimenticios que los empleados públicos de todas las unidades, organismos y dependencias de la Administración General del Estado (AGE) en la provincia han donado, en la campaña promovida por la Delegación del Gobierno en las nueve subdelegaciones de Castilla y León. La recogida se desarrolló entre los días del 2 al 16 de diciembre pasados.

La subdelegada del Gobierno subrayó «la solidaridad y el apoyo de los empleados públicos de Segovia con las personas que más dificultades están sufriendo en estos momentos». «Su implicación hace posible la recogida de estos productos en las fechas cercanas a la Navidad, para su posterior reparto entre familias vulnerables», añadió.

Al tiempo, recordó que la iniciativa surgió hace nueve años de los propios trabajadores de la AGE, y que cada año una ONG de la provincia recibe los productos que se recogen. En esta ocasión, corresponde a la asociación San Vicente de Paúl, que atiende a unas 120 familias vulnerables de Segovia, en colaboración con los Servicios Sociales. En esta campaña se han recogido productos alimenticios no perecederos, como legumbres, pasta, aceite, arroz, galletas, latas, cereales, leche.

La subdelegada mantuvo una reunión con la presidenta de San Vicente de Paul de Segovia, con la que habló de la situación actual de esta organización en Segovia, así como de los cambios detectados en los últimos tiempos entre las personas con menos recursos, y sus necesidades. Pilar Sanz destacó que los empleados públicos se la Administración General del Estado en Segovia, «son un ejemplo por su generosidad, no sólo durante estas fiestas, sino a lo largo de todo el año», al mismo tiempo que ha agradecido la labor de las Ong y voluntarios que «desarrollan cada día de forma altruista y desinteresada en apoyo de los más necesitados».