Presbiterio de la Catedral de Segovia.
Presbiterio de la Catedral de Segovia. / El Norte

85.000 euros
para reformar
el presbiterio
de la Catedral

  • El objetivo es actuar sobre el altar, la cátedra móvil y los asientos de los concelebrantes, que tienen una falta de unidad en el diseño

La Catedral de Segovia continúa mejorando su imagen. Uno de los trabajos que comenzarán en breve serán los que se ejecuten en el presbiterio de la capilla mayor, que ya cuenta «con los permisos de la Junta de Castilla y León», según anunció ayer el obispo de Segovia, César Franco.

Es una intervención única en años, cuyo objetivo es actuar sobre los elementos que con provisionalidad se han ido introduciendo desde el Concilio Vaticano II como son el altar, la cátedra móvil, el ambón, y los asientos de los concelebrantes, lo que ha producido una falta de unidad en el diseño y en la relación de las partes con el entorno histórico.

Según apuntan desde la Catedral de Segovia, los trabajos se centrarán en dar un diseño del siglo XXI «con carácter de cierta reversibilidad si fuera necesario», según se apunta en el proyecto presentado por el estudio de arquitectura.

A finales de enero

La empresa constructora que llevará a cabo las obras es Construcciones y Restauraciones Barrionuevo S.L, que prevé que finalicen hacia finales de enero de 2017. Además, con el fin de dignificar la liturgia y favorecer la armonía y visibilidad de los ritos, así como una mejor accesibilidad de los celebrantes, la plataforma se ampliará y adelantará unos metros. Desde la Santa Iglesia también detallan que el material elegido para el conjunto del presbiterio es el mármol, en blanco y gris, y granito, además de que se conservará íntegramente el dibujo del pavimento actual. Sobre esta nueva plataforma se situará el resto del amueblado, «excepto los asientos de los canónigos que estarán en la parte baja».

Según el proyecto, el nuevo altar, de casi un metro de altura, se situará en una pequeña plataforma blanca de un peldaño de altura. «Estará realizado en piedra de mármol blanco con un remate de borde similar a las molduras de Sabatini existentes en las balaustradas traseras, el altar, centro de la liturgia, tendrá la rotunda consistencia que requiere», apuntan desde la Seo.

No es el único elemento que verá una mejoría ya que también se renovará el sitio presidencial del obispo, que se confeccionará en madera y «será fijo».

Los sitiales del Cabildo estarán ubicados en forma de ‘u’ invertida en el presbiterio, que estarán confeccionados en madera, en una pieza única. Los nuevos asientos estarán diseñados con respaldo, reposabrazos y un ancho de asiento de 40 centímetros cada uno. Respecto a los sitiales para los acólitos se incorporan dos filas adicionales.

Otro de los elementos destacados en esta renovación tan destacada es el atril de las lecturas, que será sustituido por un ambón, es decir, una estructura elevada de mármol blanco de casi un metro y medio de altura, que tendrá un peldaño del mismo material para la visibilidad de los lectores. Por último, el crucifijo, de imaginería clásica, se colocará sobre un bastidor ligero junto al altar.

El presupuesto total de esta renovación del presbiterio asciende a los 85.009, «financiado totalmente por el Cabildo Catedral», apuntó el obispo.

Franco también destacó que se trabaja en la «ampliación del museo catedralicio».