El Norte de Castilla

El cambio de sentido de José Zorrilla queda pendiente de más informes

Parte inferior de la calle José Zorrilla, con el sentido del tráfico descendente.
Parte inferior de la calle José Zorrilla, con el sentido del tráfico descendente. / A. de Torre
  • El equipo de gobierno apela al consenso y la oposición acepta esperar a que se pronuncien las áreas de Medio Ambiente y Vías y Obras

Alfonso Reguera, concejal de Urbanismo, asegura que el equipo de gobierno no tiene preferencia por un sentido u otro de circulación en la calle José Zorrilla, descendente como está ahora o ascendente desde la plaza de Somorrostro hasta la glorieta del Cristo del Mercado, como plantean algunos comerciantes y los grupos de la oposición. Sin embargo, considera que cualquier decisión no puede tomarse a la ligera y debe estar respaldada por el consenso y por los informes técnicos de los distintos servicios municipales afectados, además del que realice la Policía Local, como también explicó ayer la alcaldesa Clara Luquero.

La comisión informativa de Urbanismo estudió la propuesta de los grupos de la oposición, Partido Popular, Ciudadanos (C’s), UPyD e Izquierda Unida, que solicitan el cambio de sentido de José Zorrilla, de forma reversible, durante un periodo mínimo de seis meses; el objetivo de esta temporalidad es comprobar «que efectivamente con esta medida se podría mejorar el tráfico de la zona».

Apoyan los grupos de la oposición este planteamiento en las dos mil firmas recogidas por algunos comerciantes de la zona (los de la parte baja de José Zorrilla, entre el cruce de Ortiz de Paz y la iglesia de Santa Eulalia y la calle Muerte y Vida, aunque la Asociación Comerzio José Zorrilla niega que exista un respaldo mayoritario a la propuesta, que rechaza), además de en un informe realizado por la Policía Local que considera viable el cambio de sentido.

En la reunión de la comisión informativa el acuerdo fue prudente y supone recabar más informes, pues el equipo de gobierno considera necesario contar, además de con los estudios técnicos de los departamentos de Vías y Obras y de Medio Ambiente, ya que cualquier cambio en la circulación supone modificar la señalización y la instalación de los contenedores de residuos, entre otras medidas.

Según indicó Reguera «para tomar una decisión tan importante hay que tener en cuenta los informes que indiquen qué hacer, y hay muchos servicios implicados, no solo la Policía Local, para decidir si es mejor una dirección que otra». Y aunque este será el resultado final, la petición de estos informes adicionales, los grupos deberán cursar la petición a través de la Policía Local o del área de Movilidad para que sea estudiada después en comisión.

División

La alcaldesa declaró, además, que aparte de lo que indiquen los nuevos estudios la decisión definitiva podría adoptarse tras una nueva consulta popular, para lo que podría realizarse una votación entre los vecinos y comerciantes censados en la zona, a pesar de que considera válida la realizada hace unos meses.

La petición para cambiar el sentido del tráfico en José Zorilla parte de la iniciativa de algunos comerciantes de la parte baja de la calle y cuenta con el respaldo de la Asociación de Vecinos de Santa Eulalia, que iniciaron una recogida de firmas y reunieron cerca de dos mil apoyos.

Pero los comerciantes están divididos, y también los vecinos. Comerzio José Zorrilla se opone a cualquier modificación, como ha vuelto a manifestar estos días su presidente, y por tanto a la propuesta de los grupos de la oposición, y defiende que esta es la opinión mayoritaria de vecinos y comerciantes. Y la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos y los colectivos de Santo Tomás y Cristo del Mercado quieren que se mantenga el sentido acordado por consenso en 2009.

Sin preferencia

Reguera insistió en que el equipo de gobierno no tiene preferencia y consideró válidas las encuestas realizadas hace meses, con un universo de la muestra muy amplio, similar al que se realiza sobre intención d evoto en las elecciones; recordó el concejal que esta consulta, encargada en primavera por el Ayuntamiento a una empresa externa, arrojó como resultado que el 51% de los comercios y el 62% de los vecinos prefería dejar el tráfico de bajada. Y la alcaldesa incidió en que si el actual sentido de la circulación se decidió hace siete años por consenso cualquier modificación ha de realizarse de la misma forma.

Elconcejal de Urbanismo acepta que el informe de Policía Local que ve viable restablecer el sentido ascendente en toda la calle, pero advierte de que indica también los «problemas graves» de circulación y de seguridad vial que implicaría al confluir tres direcciones en un punto de difícil regulación, en el cruce de José Zorrilla, Antonio Machado y Ortiz de Paz, y que se vislumbran problemas parecidos en la glorieta superior, donde confluiría el tráfico procedente de la Puerta de Madrid, el de José Zorrilla y el de Conde Sepúlveda.

Temporalidad

Cuestión aparte es la temporalidad propuesta por los grupos de la oposición. En opinión de Reguera, a expensas de los informes de Medio Ambiente y Vías y Obras, «es difícil hacer un cambio para seis meses». Por un lado, comentó, «el cambio de señalización no es caro, pero sería laborioso», y sería necesario realizar un cambio de ubicación de los contenedores de residuos, «que siempre es un tema conflictivo con los vecinos», y también habría que hacer modificaciones de los sentidos en las calles transversales. Aparte de que, siete años después del cambio, el sentido actual «está consolidado» en los hábitos de los vecinos y de muchos comerciantes.