El Norte de Castilla

Las cámaras de seguridad de Urbanismo pillan a un funcionario rayando el coche de un compañero

Exterior del departamento de Urbanismo.
Exterior del departamento de Urbanismo. / El Norte
  • La mala relación entre los trabajadores desemboca en una denuncia ante el juez por daños valorados en más de mil euros

Los roces entre compañeros de trabajo son habituales y hasta cierto punto comprensibles, si se tienen en cuenta la gran cantidad de horas compartidas en el mismo espacio. Y si en algunos casos el roce hace el cariño, en otros es todo lo contrario y acaba en conflicto, como ocurrió hace escasas semanas en el área de Urbanismo del Ayuntamiento. Los enfrentamientos entre dos funcionarios subieron de tono hasta que uno de ellos tomó presuntamente represalias sobre el vehículo de su compañero, rayando la carrocería del coche y ocasionando unos daños que están valorados en más de 1.000 euros.

El afectado presentó en la Comisaría de Policía una denuncia contra su compañero, adjuntando el parte de los daños generados en su vehículo. Además de tomar declaración al acusado, los agentes policiales solicitaron las imágenes captadas por las cámaras de seguridad al Ayuntamiento de la capital. El asunto ya está en manos de los tribunales.

Temas