El Norte de Castilla

«Legalizar el mercado del cannabis solo aumentaría los problemas»

vídeo

De izquierda a derecha, Alfonso Reguera, teniente de alcalde; Alicia García, consejera de Familia e Igualdad; José Varela, presidente del comité autonómico de Cruz Roja; Francisco Babín, delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, y José Luis Montero, presidente de Cruz Roja de Segovia. Antonio de Torre

  • Francisco Babín, delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, sostiene que en España el consumo está «regulado perfectamente»

El descenso del consumo de cannabis entre los adolescentes españoles es fruto del trabajo de las administraciones competentes y de organizaciones como Cruz Roja, y sus respectivos técnicos constatan que «no es una buena idea regular el mercado del cannabis». Lo aseguró Francisco Babín, delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, que dedicó la primera ponencia de las jornadas a este debate.

Babín rechazó el argumento de que la legalización del mercado del cannabis haría descender el consumo, y recordó que siempre ha existido un consenso entre todas las administraciones para no proceder a esta regulación que pretenden algunos sectores sociales y políticos.

El delegado gubernativo del Plan Nacional sobre Drogas recalcó que su posición no ha cambiado en los últimos años: «Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que la semántica es muy traicionera. ¿Qué significa legalizar el cannabis?. En nuestro país a nadie se le aplica el Código Penal por consumir, a diferencia de muchos países donde si se persigue y es un delito que puede llevar a la cárcel».

Insistió además en que el cannabis «está perfectamente regulado» y otra cosa es que «algunos quieran otra regulación». Por eso, agregó, «de lo único que queda hablar es de si interesa a la sociedad, desde una perspectiva de salud pública, que haya un mercado abierto de cannabis como hay de otras sustancias con potencialidad adictiva como el tabaco». Y las evidencias científicas, concluyó, indican que si se regula este mercado abierto «nos equivocaremos porque aumentarán los problemas» y además porque no se protegería la salud pública.