El Norte de Castilla

Fachada del instituto La Albuera.
Fachada del instituto La Albuera. / Antonio de Torre

La Policía detiene a tres menores por el acoso a un alumno de La Albuera

  • Los jóvenes, también estudiantes del instituto segoviano, están en libertad con cargos tras haber prestado dclaración a raíz de la denuncia presentada por la familia

La investigación sobre el posible caso de acoso escolar en el instituto La Albuera de Segovia continúa su curso. La precaución es máxima al tratarse de un asunto de máxima sensibilidad que atañe a menores, con el objetivo de proteger tanto a la víctima como a los presuntos agresores. El centro escolar prosigue con el protocolo de actuación a seguir en casos de este tipo respaldados por la Dirección Provincial de Educación, que recalca el buen trabajo realizado por la dirección del instituto desde el momento en el que se tuvieron noticias de los hechos, sin entrar en valoraciones –ni ahora ni en próximas fechas–sobre el asunto en cuestión.

Toda precaución es poca, y más tras la polémica surgida hace escasas fechas cuando la madre de una afectada por meningitis en la provincia de Segovia se quejó de la información facilitada por la Junta sobre su hija.

Además de las actuaciones llevadas a cabo por el instituto y la Junta de Castilla y León, la Fiscalía de Menores ya estudia el caso después de que la familia de la víctima pusiera los supuestos hechos en conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Tras recibir la denuncia, la Policía llamó a los tres presuntos agresores, que fueron detenidos y acto seguido, tras realizar la oportuna exploración, puestos en libertad con cargos por un posible delito de acoso en el ámbito escolar. El caso ya está en la Fiscalía de Menores, por lo que será el juez el que dictamine, tras investigar los hechos, si existe o no delito de acoso escolar.

Además de los tres alumnos detenidos en un primer momento, un cuarto joven del instituto está siendo investigado, tal y como ha confirmado a esta redacción la Subdelegación del Gobierno en Segovia. Esta persona no fue identificada por la víctima como agresor en su denuncia, pero cuenta con un expediente abierto en el centro por hechos similares. Según ha podido conocer El Norte de Castilla, las vejaciones, insultos y agresiones sufridas por la víctima tuvieron su origen a comienzos del presente curso escolar.

También fuera del centro

El caso es complejo por muchos factores, y es que los hechos denunciados en la comisaria de Policía Nacional de Segovia presuntamente se han repetido tanto en el propio centro escolar como fuera de La Albuera, donde la dirección del centro escolar poco puede hacer para proteger a la víctima.

A pesar de ello, los pasos dados por el instituto ha desembocado en la apertura de expedientes informativos, el siguiente trámite en el protocolo oficial de actuación ante un posible caso de acoso escolar. La maquinaría para esclarecer el caso sigue en marcha y se centra ahora en confirmar los hechos denunciados para sancionar a los infractores.