El Norte de Castilla

El Plan Nacional sobre Drogas certifica la caída de un 60% del consumo de cocaína por adolescentes

vídeo

Francisco Babín (i), Alicia García, José Varela y José Luis Montero, en la apertura de las jornadas. / Antonio de Torre

  • Cruz Roja celebra en Segovia las XXIX Jornadas Nacionales dedicadas al VIH y las adicciones

El delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco Babín, puso de relieve este miércoles en Segovia, en la apertura de las vigésimo novenas Jornadas Nacionales de Cruz Roja, que la afectación por VIH está en claro descenso en el país, igual que el consumo de drogas entre los adolescentes, pues el de cocaína ha caído más de un 60% y el de cannabis más de un tercio. Es uno de los datos de esta jornada. Otro, que la Junta de Castilla y León dedica al año 8,2 millones de euros a la red de centros de atención a drogodependientes de la comunidad, once en total, de los que seis están bajo la gestión de Cruz Roja.

La Junta atiende a unas 10.000 personas drogodependientes cada año y extiende la prevención y la sensibilización a una media de 17.000 escolares con la participación en los distintos programas de unos 3.000 padres y madres y de 400 profesionales de la red de centros, según señaló ayer la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García. La ONG celebra estas jornadas en Segovia con la asistencia de 150 profesionales, delegados y voluntarios de toda España que trabajan en los programas preventivos y asistenciales para abordar la situación de las drogodependencias y la afectación por virus del sida.

Estos descensos en el consumo de drogas por los colectivos más vulnerables, los adolescentes y los jóvenes, se han producido en los últimos diez años, señaló Babín, quien destacó el papel de Cruz Roja, el valor que hay que reconocer a la ONG por asumir la atención y prevención de los riesgos y daños de las drogodependencias. Reconocida como entidad auxiliar de la administración en este ámbito, Cruz Roja fue «pionera» en los planes para combatir la adicción a la heroína y «precursora y mantenedora» de los programas de tratamiento con metadona de las personas drogodependientes.

Cruz Roja atiende en la comunidad a 4.305 beneficiarios de los proyectos de prevención y atención, es decir, más del 40%, con 127.234 intervenciones, y con 1.436 personas en los programas de VIH, según dijo José Varela, presidente del comité autonómico de Cruz Roja de Castilla y León, mientras que en Segovia, los proyectos de prevención de drogodependencias forman parte del programa que incluye las acciones de salud con colectivos desfavorecidos o personas mayores, y en conjunto lllegaron a 4.323 personas, con 12.238 intervenciones en total. A nivel nacional, comentó, los proyectos sobre drogodependencias de Cruz Roja han estado destinados en el último año a 27.137 personas, con 567.975 intervenciones, y los programas de detección y prevención de VIH, el virus del sida, han llegado a 96.007.

Cruz Roja centra su trabajo de prevención y atención de drogodependencias sobre todo en la población más vulnerable, una labor que alabó Alicia García porque la comunidad «siempre ha estado comprometida» con esta lucha y dispone de una red de centros «organizada, comprometida y estructurada», en la que además la ONG es un referente.