El Norte de Castilla

Las administraciones compran ideas innovadoras

José Bayón, Clara Luquero y Diana Alonso, ayer en la inauguración de la jornada.
José Bayón, Clara Luquero y Diana Alonso, ayer en la inauguración de la jornada. / Antonio de Torre
  • El Ayuntamiento de Segovia reúne a técnicos y responsables empresariales para exponer las posibilidades del nuevo sistema de contratación pública

El nuevo procedimiento que pueden utilizar las administraciones públicas, que es relativamente nuevo en España, impulsado por la Unión Europea y el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, es el de adquisición de ideas innovadoras, la compra pública de innovación (CPI), que puede aplicarse a cualquier compra de la administración, aunque el cambio fundamental es que «se aplica a productos que no existen», comentó Diana Alonso, coordinadora de la Red INNPULSO, de la Dirección General de Fomento e Innovación, en la inauguración de la jornada organizada este miércoles por el Ayuntamiento de Segovia en La Cárcel-Centro de Creación.

A esta jornada asistieron técnicos municipales, de la Diputación provincial y empresarios. El encuentro lo inauguró la alcaldesa, Clara Luquero, quien subrayó la necesidad de que las administraciones apuesten por el cambio que implica la modificación de la normativa para aplicar las directivas europeas. El axioma principal del sistema supone que la colaboración público-privada en investigación y desarrollo (I+D) a través de la Compra Pública de Innovación (CPI) aumenta la eficiencia de la Administración y da proyección internacional al tejido empresarial español, a la vez que dinamiza la economía.

Es un nuevo paradigma porque supone que las administraciones, en lugar de contratar un producto determinado, piensen en las necesidades no resueltas en los servicios públicos. Y lo puede aplicar cualquier comprador público y de cualquier sector. Lo explicó Luquero: «En los pliegos de condiciones no habrá que definir un servicio concreto sino una necesidad a satisfacer».

La CPI puede impulsar la innovación tecnológica, destacó, y el objetivo del Ayuntamiento es, desde la apuesta por la diversificación,«convertir a Segovia en un territorio productivo para la innovación», con ejemplos como el vivero de empresas de Telefónica Open Future y la candidatura para formar parte de la Red Innpulso, un foro de encuentro de los ayuntamientos que pretenden avanzar en la definición y aplicación de políticas locales innovadoras.

El concejal de Desarrollo Económico, Empleo e Innovación, José Bayón, abundó en que la innovación tiene un papel central y estratégico para el desarrollo sostenible de la ciudad, y con este fin el Ayuntamiento organiza eventos en los que pretende «implicar a todos los agentes de Innovación, Desarrollo e innovación (I+D+i)» para aumentar la capacidad de sectores estratégicos como las industrias culturales y creativas, con iniciativas como el proyecto Smart Digital Segovia, que pretende avanzar en el desarrollo de la administración y la digitalización de servicios, y el Círculo de las Artes y la Tecnología (CAT), que es«un área de innovación donde se encuentren la administración, la universidad y las empresas».

Adquirir lo que no existe

La Compra Pública de Innovación, destacó Diana Alonso,«no es un nuevo tipo de contrato ni una nueva forma de adjudicación», pues se utilizan las mismas modalidades y procedimientos, su novedad es que con ella«las administraciones compran cosas que no existen», de ahí el cambio de paradigma y la«revolución cultural administrativa».

El cambio, explicó Alonso, supone que cualquier administración «en lugar de decir quiero este producto concreto dice ‘necesito’ este producto, y a partir de ahí es como una licitación cualquiera». En la práctica, añadió, es como decir «no me vale lo que hay en el mercado y pido que me fabriquen lo que necesito».