El Norte de Castilla

¡Ojo con el timo del cambio!

Comercios de la avenida de la Constitución.
Comercios de la avenida de la Constitución. / A. de Torre
  • Varios comercios de la avenida de la Constitución ya han recibido la visita de los timadores

Una suerte de variante del ‘timo de la estampita’ –cambiar billetes buenos por papeles– acaba de recalar en los comercios de la capital y suma ya varias víctimas. El timo en cuestión, que bien podría denominarse del ‘cambio’, requiere, incluso, de una mayor habilidad por parte del trilero de turno en comparación con el original, ya que debe «realizar el cambiazo de un fajo de billetes por otro a la vista del cajero o tendero de turno». Así habrían logrado timar pequeñas cantidades de 20 o 25 euros en varios comercios, aunque hay alguno en que las cantidades han sido más altas.

El mecanismo del ‘timo del cambio’ es sencillo. El autor entra a la tienda de turno y, cuando se acerca a pagar una pequeña compra, ofrece al cajero billetes pequeños para las vueltas. «Les preguntan si necesitan billetes de 5 euros para el cambio y que tiene un montón, para después enseñarle un fajo de 20 billetes (100 euros)», explican fuentes policiales. Después se lo dan a la víctima, a cambio, claro de dos billetes de 50 o de cinco de 20 euros. Y ahí comienza el juego. El cajero cuenta el fajo y descubre que falta un billete. Así que se lo dice al timador. Este lo cuenta y reconoce que hay 19. Suelta un «lo siento», saca otro billete del bolsillo, lo vuelve a contar y, como salen 20, entrega de nuevo el fajo. Es ahí cuando el trilero cambia un fajo por otro, que suele contener 15 billetes, como mucho, de 5 euros (75 euros), «en un rápido juego de manos sin levantar las sospechas de la víctima, que acaba entregando 100 euros a cambio de 75».

El ‘timo del cambio’ ya se ha producido en algunos establecimientos comerciales de la capital segoviana, en la avenida de la Constitución, pero viene produciéndose desde hace alrededor de un mes en otras capitales cercanas, como Valladolid. Los comerciantes ya están avisados.