El Norte de Castilla

El rechazo a la violencia de género tiene premio

Los estudiantes del campus María Zambrano premiados.
Los estudiantes del campus María Zambrano premiados. / Fotografías de Antonio de Torre
  • Estudiantes universitarios ganan un concurso de creatividad para remover conciencias

Las cifras son escalofriantes y por desgracia, no paran de crecer. Ya van 39 mujeres las que han fallecido este año a mano de sus parejas o ex parejas por la denominada violencia de género, la última, una mujer bajo protección policial en León. El próximo 25 de noviembre se celebrará, un año más, el Día Internacional Contra la Violencia de Género, que volverá a poner de manifiesto que es la lacra social que golpea con crudeza la sociedad del siglo XXI.

Desde las instituciones y otros ámbitos públicos y privados cada vez se ponen más medios para ayudar a quienes la padecen y por concienciar a la toda la sociedad de que hay que decir basta a este maltrato.

Los últimos en aportar su granito de arena para conseguir acabar con este problema son los estudiantes del campus María Zambrano de Segovia, de la Universidad de Valladolid de Segovia, que han ganado el concurso de creatividad de la campaña oficial de la Junta de Castilla y León contra la violencia de género, premio que han recogido este sábado en Zamora. El grupo ganador está formado por los jóvenes Aída de la Rubia, Alejandra Fonseca, Ana Cueva, Esther Martín, Greysi Calderón, Guenther Boelhoff, Juana Gallegos, Lara Bueno, Leandro Lima, Teresa Vacas, y Yaranys Gonzalez, que han conseguido con sus ganas y su talento encandilar al jurado de estos premios, que eligió su trabajo «por unanimidad», según figura en el acta de la Junta de Castilla y León.

Los jóvenes tuvieron que idear una campaña con carteles publicitarios, un spot televisivo y anuncios para radio con el lema de este año, #yodigocero 2016, para concienciar a todos los sectores de la sociedad, pero sobre todo, a los chicos más jóvenes para que puedan identificar comportamientos violentos.

Todo un reto para estos estudiantes del Máster en Comunicación con Fines Sociales: Estrategias y Campañas de la UVA, que lo primero que hicieron fue un trabajo previo de cómo se ve este problema desde la perspectiva de diferentes países porque «no es una cosa de un sitio», aseguran. Y tienen razón. Distintos informes internacionales apuntan a que en el mundo existen unas 600 millones de mujeres, jóvenes o niñas que sufren violencia doméstica, donde en muchos sitios no se considera delito. De hecho, el grupo de estudiantes está integrado por alumnos procedentes de países como Nicaragua, Cuba, Brasil, Honduras, Perú, Guatemala y España, por eso, no dudan en afirmar que «en América Latina esta violencia es más frecuente, está más naturalizada lamentablemente», como explica Yaranys González.

En su trabajo tuvieron claro que querían plasmar esa diversidad cultural, que «fue un plus», y decidieron hacer una campaña novedosa y original, ya que «la idea era que estuviera lejos de las campañas tradicionales, donde se ve a las mujeres como víctimas, sino a los jóvenes con un mensaje de cambio», apunta Alejandra Fonseca.

De esta manera, en la campaña se puede ver y escuchar a doce jóvenes, seis chicos y seis chicas, de diversas nacionalidades que dicen cero, como el lema de la campaña, a un aspecto concreto de esta violencia, como por ejemplo, el control sobre el teléfono. «Esa violencia no es visible como el golpe, pero también contribuye», explica otra de las componentes del equipo, Esther Martín.

El resultado de esa brillante idea y su ejecución se ha alzado con el premio. Pero los jóvenes admiten que no ha sido fácil, sobre todo porque «hemos tenido poco tiempo», aseguran. En muy pocos días, tuvieron una perfecta coordinación en la que cada uno sabía lo que tenía que hacer para sacar adelante el proyecto, creando un «equipo intercultural y multidisciplinar que ha enriquecido el producto», señala Boelhoff.

Hacer grupo

Los estudiantes destacan que gracias al trabajo han conseguido «hacer grupo» en apenas un mes, desde que comenzaron los estudios, donde han tenido que saber entenderse para llegar a buen puerto. En este proyecto estuvieron guiados por la profesora del máster, Susana de Andrés, con gran experiencia en temas relacionados con estudios de género, por lo que «tuvimos una retroalimentación y a partir de esas observaciones, llegamos a un punto para que fuera la campaña efectiva», destaca Ana Cueva.

Por su parte, la profesora Susana de Andrés apunta que el premio que han conseguido sus alumnos supone una «satisfacción tremenda», en buen parte, por el proceso creativo que conlleva, al conseguir que «los alumnos, que son actores que se están informando, toman el papel de sujetos».

En total, a este concurso se presentaron trece trabajos de diferentes universidades de Castilla y León, donde el jurado valoró «la idoneidad de la creatividad presentada», así como «la calidad de los trabajos», según el acta del jurado que estaba presidido por la Directora General de la Mujer de la Consejería de Familia, Esperanza Vázquez.

Como dicen los alumnos del máster, ahora su nuevo reto es seguir superándose, a pesar de que han dejado «el listón muy alto» al conseguir este galardón. El premio, según las bases de la Junta de Castilla y León, además de la difusión de la campaña, lleva aparejada «la cofinanciación de los costes de matrícula, de un curso de formación en una universidad pública española, seleccionada por la Junta de Castilla y León, en áreas de diseño gráfico, arte audiovisual: televisión, publicidad y cine».

Los alumnos ganadores de este premio son todos estudiantes del Máster en Comunicación con Fines Sociales: Estrategias y Campañas de la Universidad de Valladolid, un título único en España que promueve el encuentro entre administraciones, ongs y profesionales de la información y la comunicación. El objetivo de este máster, que se cursa durante un año, es «multidisciplinar» y está orientado «a una formación de calidad vinculada a la comunicación para el desarrollo y para el cambio social», según apuntan en la web de la Universidad.

Desde el campus María Zambrano de Segovia de la UVA no ocultan la satisfacción de que estos jóvenes hayan ganado el premio, lo que reafirma la labor desarrollada desde el centro ya que «existe una coherencia desde el primer curso de Publicidad y Relaciones Públicas hasta el post-grado» porque «intentamos que los estudiantes tengan una sensibilidad social y que trabajan temas vinculados con la igualdad de género y que sepan qué temas hay que publicitar en el siglo XXI», asegura el decano de la Facultad de Ciencias Sociales, Jurídicas y de la Comunicación de Segovia, Agustín García Matilla.