El Norte de Castilla

El maestro de la dulzaina cumple 125 años
/ Carmelo Gonzalo, de La Ronda Segoviana, deposita un ramo de flores a los pies de la estatua de Agapito Marazuela. Antonio de Torre

El maestro de la dulzaina cumple 125 años

  • La tradicional ofrenda de flores de La Ronda Segoviana y los bailes en torno a su estatua homenajean a Agapito Marazuela

Era un día muy especial. Más especial, si cabe, que en años anteriores, porque el homenaje a Agapito Marazuela es anual. Este 20 de noviembre, Agapito Marazuela, maestro del folclore castellano, hubiera cumplido nada más y nada menos que 125 años. La efeméride era, pues, redonda, y la Asociación Cultural Ronda Segoviana preparó un acto de homenaje muy especial al que invitó a todos los dulzaineros, folcloristas, músicos, autoridades y amigos en general.

Como es costumbre desde 2002, año en que fue erigida la estatua de Agapito Marazuela realizada por el escultor José María García Moro, el homenaje se celebró en la plaza del Socorro, a los pies de la efigie del maestro nacido en Valverde del Majano en 1891 y fallecido en Segovia en 1983. No faltó la música de las dulzainas –entre ellas la de uno de sus discípulos, Joaquín González-Herrero– y tampoco la ofrenda floral.

Fue el presidente de la Ronda Segoviana, Carmelo Gozalo, el encargado de colocar el ramo de flores a los pies del monumento. También acudió a la cita el alcalde de Valverde del Majano, Jesús Javier Lucía, así como el último distinguido con el Premio Europeo de Folklore Agapito Marazuela, Fernando Gomarín, que había recogido el galardón el día anterior.

La mañana dominical estaba fría y amenazaba lluvia, pero daba igual. Como todos los años, pudo más la devoción que el pueblo de Segovia siente por la figura y la obra de Agapito Marazuela, maestro de folcloristas y dulzaineros.