El Norte de Castilla

Entrada al instituto de La Albuera.
Entrada al instituto de La Albuera. / Antonio de Torre

La policía investiga un posible acoso escolar en La Albuera

  • La familia ha presentado una denuncia por supuestas vejaciones a un menor y al mismo tiempo el instituto también tiene incoado el protocolo de actuación

La Policía Nacional de Segovia está investigando un posible caso de acoso escolar en el instituto de Educación Secundaria La Albuera después de que una familia haya interpuesto una denuncia por supuestas vejaciones que habría sufrido su hijo, menor de edad, por parte de varios compañeros del centro.

Fuentes de la subdelegación del Gobierno en Segovia confirman la existencia de esta denuncia, que también ha corroborado el director del instituto, Jesús Pastor, quien ha explicado que el centro ha abierto un proceso informativo, tal y como establece el protocolo para estos casos. Fuentes cercanas al instituto relatan que los hechos tuvieron lugar la semana pasada cuando supuestamente varios estudiantes empujaron y llegaron a escupir a este alumno.

El director del centro no ha querido proporcionar más datos al tratarse de menores y ha indicado que habrá que esperar a que finalice la investigación abierta para determinar si se trata de un caso de acoso escolar, aunque ha advertido de que habrá sanciones por estas conductas.

A la menor sospecha

Pastor ha asegurado que la primera fase del protocolo de acoso escolar se activa a la menor sospecha y se entrevista a los posibles implicados, aunque normalmente son «simples rifirrafes».

Sin embargo, si la situación es más grave se abre un expediente informativo y se toman medidas de observación de convivencia, ha explicado.

Cuando además existe la sospecha de que alguien está siendo acosado se abren expedientes garantistas, cargos y se fijan plazos de alegaciones, antes de proceder a sancionar a los implicados si es necesario.

No obstante, Pastor ha explicado que en esta ocasión la familia del alumno ha decido tomar medidas por su cuenta antes de que el centro finalizara el procedimiento, «probablemente porque estarían preocupados o asustados», ha advertido el director del instituto.