El Norte de Castilla

Testigos de la elección de Trump

Varios miembros de la familia Escobar, durante su estancia en la ciudad de los rascacielos.
Varios miembros de la familia Escobar, durante su estancia en la ciudad de los rascacielos. / El Norte
  • El empresario Chema Conde y el exalcalde Ramón Escobar y su familia vivieron en NuevaYork la «sorpresa» por la elección del nuevo presidente

El pasado 8 de noviembre, el mundo en general y Estados Unidos en particular vivieron una jornada histórica y sorprendente. En las elecciones presidenciales para elegir al sustituto de Barack Obama en la Casa Blanca, Donald Trump rompía todos los pronósticos al derrotar a la demócrata Hillary Clinton con cierta contundencia. Sus polémicos mensajes en asuntos como la inmigración o el cambio climático o sus polémicas con las mujeres y con los impuestos dejados de pagar con sus empresas no fueron impedimento para que los republicanos recuperaran la Casa Blanca ocho años después.

La jornada electoral fue vivida con atención y con cierta perplejidad por millones de personas, tanto dentro como fuera de los Estados Unidos. En Nueva York, una de sus principales ciudades, el empresario Chema Conde y la familia Escobar vivieron de primera mano lo que supuso la victoria de Donald Trump. Conde viajó hasta la ciudad norteamericana el 3 de noviembre para participar en el maratón neoyorquino, que tuvo lugar tres días después. Pudo palpar en primera persona los días previos a las elecciones, para regresar de vuelta a España en el momento en el que los colegios electorales comenzaban a cerrar. «Cuando llegue a Nueva York el control de entrada fue de casi dos horas en el aeropuerto. Durante el resto de días había un inmenso control policial. Luego las calles estaban muy tranquilas, salvo la quinta avenida –lugar en el que se encuentra la ‘torre Trump’–, donde había mucha publicidad tanto a favor como en contra del magnate» explica.

El empresario segoviano confiesa que durante los días y las horas previos se daba por hecha la victoria de Hillary Clinton. «Tenía una mejor imagen que Trump y era más factible que ganara, pero los norteamericanos son extraños para todo y su derrota sorprendió en todo el mundo». No fue hasta su llegada al aeropuerto cuando se comenzó a adivinar la victoria del republicano. «Cuando los recuentos le empezaban a dar ventaja la gente no daba crédito. La sorpresa era más que evidente» relata, aunque afirma que en aquellos momentos todavía no se percibía entre las personas miedo o preocupación por una posible victoria de Trump que se confirmaría horas más tarde.

El mismo día de las elecciones en el que Chema Conde abandonó la gran manzana, la familia Escobar aterrizó en Nueva York para disfrutar de unas vacaciones organizadas desde hacía siete meses. «Lo primero que hicimos nada más llegar fue preguntar al taxista como iban las elecciones. Nos dijo que ganaba Hillary seguro», indica Ramón Escobar, quien fuera alcalde de Segovia entre 1991 y 1999. Durante el trayecto del aeropuerto a los apartamentos donde se alojaban tuvieron la oportunidad de pasar cerca del hotel donde se daba por segura la celebración del Partido Demócrata. «Fue al llegar al apartamento cuando nos empezaron a decir que todo estaba muy igualado. Allí había un grupo de seguidores de Clinton. La cara que iban poniendo según perdían estados lo decía todo. Se quedaron planchados. Se bajaron a sus casas sin decir nada», cuenta Ramón, quien asegura que durante la noche no se escuchó en Nueva York una sola voz celebrando la victoria de Trump. «Creo que ni los republicanos estaban preparados para ganar» apostilla.

Su mujer, Milagros Lago, explica que durante la jornada electoral apenas notaron un ambiente especial en las calles. «Al día siguiente sí que vimos más movimiento en la quinta avenida. Había policías, periodistas, turistas... Empezaron las protestas y las manifestaciones pero tampoco eran muy graves, aunque creo que es la primera vez que hay protestas contra un presidente» afirma.

Las causas que propiciaron la llegada de Trump a la Casa Blanca son, en opinión de Ramón Escobar, muy diversas, y van desde la intervención del FBI en la campaña hasta la decisión de Obama de acercar posturas con Cuba que jugó un papel importante en un estado clave como Florida. La incógnita una vez superada la sorpresa del resultado electoral se encuentra en si Trump cumplirá con lo dicho en campaña. «En Estados Unidos todavía temen lo que pueda pasar con Trump como presidente. Lo que ha ido diciendo este hombre es para asustarse, aunque yo creo que todo es cuento. Ahora todo la política se está basando en que en las elecciones se prometen una serie de cosas que después no se van a cumplir. Eso antes no pasaba», apunta el exalcalde de Segovia, quien subraya que cuando él se presentó a las elecciones lo hizo con un programa que era sagrado. «¿Ahora cuáles es el programa del Ayuntamiento de Segovia? ¿Cuáles son sus finalidades?», concluye.