Edificio ocupado en el barrio de Santa Eulalia.
Edificio ocupado en el barrio de Santa Eulalia. / Antonio Tanarro

Los okupas
toman una casa abandonada
en pleno barrio
de Santa Eulalia

  • Quieren establecer en el inmueble un lugar de ocio alternativo, «libre de drogas y alcohol»

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Es un edificio abandonado en el barrio de Santa Eulalia. Los okupas lo han denominado CSOA (Centro Social Okupado Autogestionado) La Tormenta. Dicen que su finalidad «es hacer de las ruinas un centro social para Segovia, pues vemos la necesidad de crear un sitio de unión en el que exista la posibilidad de disfrutar de un ocio alternativo, así como de actividades lúdicas o no, que sean gratuitas».

Además de declarar el lugar «libre de drogas y alcohol», afirman que «cuando hablamos de ocio alternativo nos referimos a fomentar la creatividad y el desarrollo personal y colectivo, invitando a la gente a que utilice este espacio y los sienta como suyo a través de su uso, y no de la propiedad».

Los ocupantes del inmueble, «que hemos crecido en esta ciudad y consideramos que se encuentra en una situación en la que a los ciudadanos no se nos da la posibilidad de acceder a ningún espacio público», explican que el lugar «era antes un palomar, que estamos rehabilitando y desinfectando, lo que consideramos un beneficio para el barrio».