El Norte de Castilla

vídeo

Lola Herrera, este sábado, en la plaza de Pedraza con motivo del acto del quinto aniversario de Kindle en España. / Antonio de Torre

Lola Herrera amadrina la lectura digital

  • La actriz ha asistido en Pedraza a la celebración organizada por Amazon del quinto aniversario de Kindle en España

Uno de los pueblos más bonitos de España (así está reconocido, no es que sea una hipérbole pasional) ha sido el lugar elegido por Amazon para soplar las cinco velas de Kindle, la plataforma convertida en un inmenso catálogo de compra de libros digitales. Pedraza ha cambiado en esta ocasión los bombos de la lotería de Navidad y los gorgoritos de Raphael por las enormes lonas que mostraban algunos de los títulos más vendidos por la multinacional.

MÁS FOTOS
  • Amazon celebra en Pedraza el quinto aniversario de Kindle en España

Este homenaje al libro electrónico ha forrado algunas fachadas con las carátulas de superventas firmados por Arturo Pérez Reverte, Matilde Asensi, Carlos Ruiz Zafón, Mario Escobar, sin olvidar a 'Mortadelo y Filemón' y al genial Ibáñez. La empedrada plaza porticada de la villa segoviana y sus vetustos edificios que evocan épocas medievales han sido el inicio, nudo y desenlace de la historia de este cumpleaños, que además ha contado con una narradora de excepción. La actriz vallisoletana Lola Herrera ha actuado de madrina del acto.

La invitada, de 81 años de edad, ha animado a «subirse a los carros de la modernidad» en un alegato por la lectura en formato electrónico. Y aunque ha reconocido que los libros impresos son «joyas», también ha admitido que no hay que renunciar a los adelantos «que nos facilitan la vida».

Herrera ha relatado cómo cuando viaja en el metro ve a muchas personas, sobre todo jóvenes, con su tableta y leyendo. Y ese, el hábito de leer, es el que ha de primar. La actriz ya ha anticipado que, aunque el formato del libro digital «parece frío, ya tengo un aparato para llevármelo de gira». Y es que eso de ir con un montón de libros bajo el brazo se hace latoso.

También ha mostrado su preocupación por la falta del hábito de lectura de la que dan fe las estadísticas. «Se compran muchos libros, pero se leen pocos», a comentado la madrina, quien deduce que «existe la intención pero quizás falte tiempo». El caso es que «algo no está bien».

En su defensa de la literatura y de la lectura, Lola Herrera ha destacado la enorme riqueza que brindan los libros a la hora de abrir un mundo de posibilidades para jugar con la imaginación y transportar al lector a donde quiera dejarse llevar.

Vecinos y visitantes han cogido sus móviles y han enfocado la aplicación de turno hacia esas lonas para dar al botón de 'escanear' y descargarse el ejemplar de marras. La madrina ha hecho lo propio y además ha regalado a los asistentes su voz con la lectura de un fragmento de 'El último catón', de Matilde Asensi, cuya lona cubría parte del tejado de la Casa Consistorial. Así que para captar la imagen y descargar el libro había que subirse al campanario de la iglesia de San Juan Bautista.

Sin librerías ni biblioteca

La elección de Pedraza no ha sido casualidad. Además de su ya de por sí conocido encanto, la villa segoviana es uno de tantos ejemplos que abundan en el medio rural de pueblos sin biblioteca ni librerías. Este sábado ha sido el modelo y paradigma de «unir modernidad y tradición», ha subrayado la directora de Kindle para los mercados de habla hispana y Francia, Koro Castellano. La representante también ha hecho hincapié en cómo la lectura digital ha logrado cambiar la manera de publicar libros. «Ahora cualquier persona puede hacerlo mediante las plataformas de autopublicación de una manera fácil, gratuita y sin nada que perder».

Tal y como ha desgranado Castellano, es el propio autor quien estipula el precio con el que el título saldrá a la venta y los países en los que lo quiere distribuir, y «en menos de 48 horas» la obra está a disposición de los lectores. Asimismo, en función de ese precio fijado, «el escritor puede obtener hasta un 70% en concepto de 'royalties'».