El Norte de Castilla

El alcalde anuncia la congelación de tasas e impuestos por quinto año consecutivo

El alcalde, Jesús García, y la concejala Nuria Fernández.
El alcalde, Jesús García, y la concejala Nuria Fernández. / M. Rico
  • El Ayuntamiento tiene previsto asumir la subida, de incluso un 300%, en el coste del servicio del agua una vez que concluyan las obras de la depuradora

El alcalde de Cuéllar, Jesús García, anunció ayer que el Ayuntamiento de Cuéllar no aplicará ninguna subida a las tasas e impuestos municipales para el año 2017, una congelación que se aplica por quinto año consecutivo. Según explicó el alcalde, esta medida se enmarca «en la política social que la Administración local lleva trasladando a los vecinos de la localidad durante los últimos años». Así, ninguna de las 25 tasas que figuran en las ordenanzas fiscales del Ayuntamiento, como licencias ambientales, recogida de basuras, alcantarillado, suministro de agua potable, piscinas, terrazas, vados, instalaciones deportivas, servicios funerarios o zona ORA, entre otros, no sufrirán ninguna modificación.

Lo mismo ocurre con los impuestos. Un año más quedan congelados el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el de circulación de vehículos de tracción mecánica, el de actividades económicas (IAE), el de construcciones y obras (ICIO) y las plusvalías, referentes a las transacciones inmobiliarias.

García recordó que en el año 2015 el Ayuntamiento de Cuéllar fue más allá, con una reducción en torno a un 10% en el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). «Es una política con la que vamos a seguir», apuntó el alcalde, quien se comprometió el año pasado a mantener estas medidas a lo largo del mandato, siempre que la situación económica sea como la actual, es decir, que «las necesidades de las personas sean las mismas y la situación económica del Ayuntamiento sea lo suficientemente estable para poder mantener y no repercutir los incrementos de tasas e impuestos en los costes».

En este sentido, destacó que, aunque el IPC no aumente de forma sustancial, sí que existe un incremento importante en los costes de producción de cualquiera de estos servicios, destacando una subida sustancial en el agua potable, lo que ocurrió con la puesta en marcha de la nueva estación de tratamiento. Al mismo tiempo que aumentó el coste del metro cúbico, también lo hizo con la calidad del agua, subrayó García. Pero este aumento lo está soportando el Ayuntamiento, y en principio así continuará, sin repercutir en el recibo de los vecinos.

Lo mismo se pretende hacer con la nueva subida que se espera para el agua, una vez que concluyan las obras de la depuradora. En este sentido, el alcalde señaló que puede haber un incremento de costes de incluso un 300%, pero que la intención del Consistorio es que esta subida no se refleje en el recibo que pagan los vecinos.

Presupuestos

El regidor municipal también avanzó que quiere iniciar en breve la redacción de los presupuestos municipales para el año 2017. En estos momentos se está a la espera de conocer si habrá que incluir alguna subida en relación al sueldo de los funcionarios para iniciar la elaboración del documento económico, en el que, recordó, habrá que tener nuevamente en cuenta la regla del gasto. «que no podemos obviar, independientemente de que cuando se liquide el presupuesto podamos contar con remanente de tesorería», tal y como ha ocurrido este año.

García señaló que todavía no se pueden barajar cifras sobre posibles inversiones, aunque destacó que existe dinero comprometido de cara a la celebración de Las Edades del Hombre, con una partida de 100.000 euros para los gastos de organización.