El Norte de Castilla

El Ayuntamiento cree que la batalla judicial por la casa de la Parra «está ganada»

Fachada de la polémica Casa de la Parra.
Fachada de la polémica Casa de la Parra. / A. de Torre
  • Un auto del TSJ afirma que el asunto debe tramitarse «por inejecución de sentencia, porque se ha restablecido la legalidad»

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, respira desde ayer un poco más tranquila tras recibir una resolución del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León favorable para el Ayuntamiento después de muchos varapalos judiciales seguidos. El auto del TSJ se resume, según explicó Luquero, en que se puede legalizar la Casa de la Parra y evitar de esta manera el derribo que planeaba sobre el inmueble desde que fuera construido, con licencia municipal,en 1993. Tres años después, la edificación fue declarada ilegal por los tribunales.

La decisión del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León consiste en que el Ayuntamiento de Segovia no debe de tramitar este asunto como ejecución de sentencia, lo que implicaría el derribo de la casa, sino «por inejecución de sentencia, porque se ha restaurado la legalidad», señaló ayer la alcaldesa.

Este auto es el resultado de los pasos que emprendió el Consistorio el pasado mes de julio, cuando la Junta de Gobierno Local aprobó el plan especial que establecía la ordenación detallada del entorno del antiguo convento de San Agustín, que afecta al hospital Policlínico y a la parcela del colegio de las Concepcionistas , y que tenía como objetivo evitar el derribo de este inmueble. Ya entonces, el concejal de Urbanismo, Alfonso Reguera, confiaba en que la solución para la restitución de la legalidad adoptada por el equipo de gobierno obtuviera el beneplácito del juez.

Y así ha sido por lo que, a juicio de Luquero, «vamos por el buen camino». El Ayuntamiento de Segovia ha conseguido en el tercer intento de legalización lo que hace tan solo dos años parecía imposible, por lo que «esperamos que sea el último», detalló la primera edil.

El edificio de vivienda unifamiliar y garajes de la calle de La Parra número 4, con vuelta a la calle Taray número 3, fue edificado en una parcela donde antes había un huerto. «Son más de 20 años de litigios y procesos judiciales municipales con varios intentos de legalización de algo que tiene un error de base incuestionable, una mala acción de un gobierno del PP (liderado por el entonces alcalde Ramón Escobar), y los ciudadanos tienen que pagar las consecuencias ahora», lamentó en febrero la regidora.

En 2014, el Ayuntamiento de Segovia calculó lo que costaría a las arcas municipales la demolición del inmueble, que sería alrededor de 200.000 euros, a lo que habría que sumar unas reclamaciones millonaria de los propietarios por daños y perjuicios, lo que hubiera supuesto un duro mazazo a la economía municipal, señaló entonces el equipo de gobierno.

Luquero afirmó ayer que, tras recibir este auto judicial, que «damos por resuelto el problema»,. No obstante, precisó que están a la espera del último auto del juez que confirme que queda «inejecutada la sentencia por restablecimiento de la legalidad».