El Norte de Castilla

La Junta propone que la prolongación de jornada sea voluntaria para evitar la huelga en quirófanos

Una operación quirúrgica. Henar Sastre
Una operación quirúrgica. Henar Sastre
  • López-Escobar confía en que el paro convocado por los enfermeros, que afectaría a 46 pacientes, finalmente se desconvoque

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia, Javier López-Escobar, ha mostrado este jueves su esperanza de que la huelga anunciada por los enfermeros del servicio de quirófano del complejo asistencial finalmente se desconvoque. Un anhelo que Javier López-Escobar ha basado en las propuestas ofrecidas ayer a los representantes de los trabajadores en una reunión mantenida con la dirección del centro hospitalario.

El representante de la Junta en la provincia ha desvelado que la oferta incluye que las prolongaciones de jornada, de ser necesarias, se cubran «de manera voluntaria» por los profesionales de enfermería y que sean «luego compensadas». También se ha planteado la creación de la figura del «coordinador quirúrgico», que tendría autoridad en la planificación y comunicación directa con la dirección del centro, así como la confección de un plan de mejora del hospital, con aspectos «sencillos, asumibles y de aplicación inmediata».

Una oferta que plantea la convocatoria de una reunión paritaria, para que ambas partes asuman compromisos que deriven en decisiones inmediatas. Con todo ello, López-Escobar cree que se podría encauzar el conflicto sin acudir a la huelga, que incluye seis jornadas, con inicio el día 23 de noviembre y prolongación el 24 y el 25, así como los días 13, 14 y 15 de diciembre.

El encuentro de ayer ha servido también para proponer los servicios mínimos, por si el paro se hace finalmente efectivo. Incluirían tres quirófanos y en el peor de los casos, como ha apuntado López-Escobar, se verían afectados «46 pacientes», según las listas de espera. El delegado territorial ha agradecido a los trabajadores la responsabilidad de aceptar estos servicios mínimos, para tratar de evitar que el conflicto repercuta en los pacientes.