El Norte de Castilla

La Muces reivindica la necesidad de un cine propio que «alimente el alma europea»

fotogalería

Desde la izquierda, la concejala de Cultura, Marifé Santiago, la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, el embajador de Eslovaquia Vladimír Grácz, y el director de Muces, Eliseo de Pablos. / A. de Torre

  • El festival de cine proyectará 118 películas de 40 países durante los próximos días

El cine también reporta beneficios económicos. De hecho, los alojamientos de la capital están prácticamente llenos con motivo de la celebración de la Muestra de Cine Europeo Ciudad de Segovia (Muces), según ratificó el director del festival, Eliseo de Pablos. «Ahora mismo es muy complicado encontrar habitaciones de hotel libres, y yo creo que el cine tiene buena parte de la culpa. Sin duda, para los buenos cinéfilos es una oportunidad única, pues se trata de una de las mejores programaciones de Europa, y en ello trabajamos», manifestó De Pablos minutos antes de la inauguración de la muestra, que se verificó durante la tarde de ayer en La Alhóndiga.

Fotos

  • Inauguración de la XI Muestra de Cine Europeo Ciudad Segovia (Muces)

El séptimo arte será el protagonista en Segovia durante todo el fin de semana, lo cual repercute en el turismo de un mes –noviembre– tradicionalmente flojo. También es esta muestra una oportunidad para estrechar lazos con Europa, la Europa de valores como la solidaridad y la fraternidad, que no atraviesa su mejor momento. Lo dijo la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, en su discurso inaugural: «Europa tiene necesidad de un cine propio que colme ese vacío emocional, del alma, que ninguna medida económica o financiera puede llenar. Mostrar la capacidad del cine para crear una emoción compartida por todos los europeos ha sido siempre el objetivo de esta muestra que hoy inauguramos y que alcanza la undécima edición», subrayó.

Hasta el próximo martes, 22 de noviembre, Muces realizará 174 proyecciones de 118 películas pertenecientes a 40 países, con creaciones difíciles de ver en España. La muestra se ha convertido, a lo largo de las diez ediciones precedentes, en uno de los festivales de cine europeos por excelencia, al ofrecer en su sección oficial películas de gran calidad no estrenadas comercialmente aún en España y refrendadas por premios internacionales. Por citar solo algún ejemplo, segovianos y visitantes podrán ver la cinta ganadora del Fipresci en Cannes, ‘Toni Erdmann’, de Maren Ade, además de otras 34 películas, entre las que destacan las últimas creaciones de Thomas Vinterberg (‘La Comuna’), de los Hermanos Taviani (‘Maravilloso Bocaccio’), de Xavier Dolan (‘Sólo el fin del mundo’), de Paolo Virzi (‘Locas de alegría’); ‘Eva Nová’, del director Marko Škop; ‘La doctora de Brest’, de Emmanuelle Bercot; ‘Yo, Olga Hepnarová’, de Petr Kazda y Tomás Weinreb, o las películas españolas de Albert Serra (‘La muerte de Luis XIV’) y de Oliver Laxe (‘Mimosas’).

Según Clara Luquero, los rasgos que mejor definen la Muestra de Cine Europeo Ciudad de Segovia son la «calidad» y la «variedad» de las propuestas, porque «detrás de los números (118 películas, 174 proyecciones y un centenar de actividades de todo tipo) hay un compromiso con la excelencia, con la diversidad y –en una ciudad educativa como la nuestra– con la pedagogía, pues este año, a las ya habituales secciones educativas, se unen iniciativas pedagógicas muy innovadoras dirigidas a niños, adolescentes y jóvenes».

La regidora estuvo acompañada por el embajador de Eslovaquia en España, Vladimír Grácz. Muces 2016 rinde homenaje a este país del Este que actualmente ostenta la presidencia de la Unión Europea. Grácz subrayó el «inmenso honor» que para Eslovaquia representa estar tan presente estos días en Segovia «con una muestra de películas que abarcan casi toda la historia del cine, desde 1921, cuando se rodó la primera película, todavía muda, en Eslovaquia, hasta la actualidad». El embajador eslovaco valoró el gesto del festival a la hora de acordarse de su país: «Vivimos un momento muy especial. Eslovaquia preside la Unión Europea y estamos aprovechando para acercar el país a Europa. Esta de Segovia es una buena oportunidad. Para un país pequeño y con una filmografía no tan grande como otros, es algo muy especial. Los diplomáticos somos una especie de constructores de puentes. Y en esa construcción de puentes, la parte política no es la más importante. Yo siempre he sido partidario de acercar la historia, las tradiciones, la cultura, de los países. Es un trabajo difícil, pero muy grato», aseguró.

También habló el director de la Muestra de Cine, Eliseo de Pablos, que animó a acudir y disfrutar de las distintas secciones –«se ha vendido prácticamente todo, pero todavía queda», dijo–. Para De Pablos, uno de los fuertes del festival es la complicidad con el público:«La acogida es buena porque la calidad atrae espectadores, y aquí hay una programación de primerísima calidad, de las mejores de Europa. Hemos apostado por muchas cintas que están ganando premios. Por ejemplo, las dos películas ganadoras del último festival que se ha celebrado en Europa, el de Sevilla, estarán en Muces, así como las ganadoras de la Seminci. Estos últimos premios nos llenan de satisfacción porque quiere decir que damos prioridad al cine bueno y reconocido por los grandes festivales», manifestó Eliseo De Pablos.

La ceremonia inaugural concluyó con el concierto de Robert Faltus, director, compositor e instrumentista nacido en Bratislava (Eslovaquia), que utilizó siete instrumentos tradicionales y del folklore musical de aquel país para interpretar distintos temas relacionados con grandes producciones cinematográficas.