El alcalde de Villacastín se enfrenta a ocho años de inhabilitación por posible contratación irregular

El alcalde de Villacastín, Jesús Grande.
El alcalde de Villacastín, Jesús Grande. / F. B.
  • «No lo hice por capricho, sino por necesidad», afirma

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 90%

Viste tu cama con diseños originales

Hasta 70%

Abrígate este invierno con estilo

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

El alcalde de Villacastín, Jesús Grande (PP) se sentó ayer en el banquillo del Juzgado de lo Penal acusado de un delito de prevaricación al contratar presuntamente de forma irregular a un trabajador que ejerció de electricista municipal en 2011. Durante el juicio, el alcalde, para que el que la Fiscalía pide ocho años de inhabilitación, sostuvo que la empresa que se encargaba del mantenimiento eléctrico en la localidad dejó de prestar el servicio. En ese momento, Jesús Grande recurrió a un vecino con experiencia en este tipo de servicios, que se encontraba en paro. «Yo le pregunté si se responsabilizaba de las necesidades, no se le pidió documentación porque quería salir del paso. Llevábamos quince o veinte días sin servicio y en algún barrio había problemas». El alcalde reiteró durante el juicio que «no lo hice por capricho, sino por necesidad».

Por su parte, el PSOE de Segovia ha exigido al PP la dimisión inmediata del alcalde «por encontrarse en un proceso judicial por un delito de prevaricación». El viceportavoz en la Diputación, Alberto Serna, señala que el alcalde contrató a un oficial de electricidad «sin que tuviese la titulación de FP, ni el carné de instalador requeridos en la oferta de empleo pública, rechazando así a los candidatos propuestos por el Ecyl».

Posteriormente el trabajador sufrió un accidente «y la mutua comprobó entonces la irregularidad, un asunto del que el PSOE informó a la Fiscalía, que en 2013 abrió diligencias», añadió Serna.

Según el viceportavoz del grupo de diputados socialistas y secretario de Organización del PSOE en Segovia, Alberto Serna, los acontecimientos muestran «una forma de hacer las cosas que jamás debe utilizarse en la Administración Pública». A su juicio, «las responsabilidades penales serán dirimidas, si así lo estima oportuno, por el Juzgado de lo Penal, pero las políticas hace años que deberían haberse saldado con la dimisión del Grande como alcalde de Villacastín».

Por eso, ha instado al presidente del PP en Segovia, Francisco Vázquez, a que asuma las responsabilidades y logre que el regidor abandone su cargo, «por respeto a los segovianos».