El Norte de Castilla

Polémica expropiación en el pueblo de Segovia con menos metros públicos por vecino

Calle principal de San Cristóbal. El Norte
Calle principal de San Cristóbal. El Norte
  • El alcalde de San Cristóbal explica que los 80.000 de suelo se destinará a la construcción de nuevas infraestructuras, se ha topado con la oposición de 65 vecinos

El Ayuntamiento de San Cristóbal de Segovia ha firmado los expedientes de expropiación de cuatro sistemas generales resultado de la aprobación de las Normas Urbanísticas en diciembre del año 2014. Los cuatro sistemas generales de expropiación suman un total de unos 80.000 metros cuadrados, que serán destinados, según el alcalde, Óscar Moral, a la construcción de nuevas infraestructuras, como unos nuevos depósitos de agua, instalaciones deportivas como un frontón y un campo de futbol, creación de nuevos parques y jardines, etcétera.

Sin embargo, la expropiación aprobada por el Ayuntamiento no cuenta con el respaldo de todos los afectados. Alrededor de 65 vecinos mostraron su oposición a la expropiación aprobada, porque acusan al alcalde de recibir solo a los propietarios que figuran en el registro, para continuar con las tramitaciones de la expropiación, cuando el resto son titulares legítimos por herencia.

Según el Ayuntamiento, la firma de estos sistemas generales conseguirán que San Cristóbal deje de tener el más bajo ratio de metros cuadrados públicos por habitante de toda la provincia de Segovia y poder potenciar todas las actividades que una población predominantemente joven demanda a su Ayuntamiento.

El Consistorio agradece a los antiguos propietarios de los terrenos su comportamiento en una situación «tan complicada» como una expropiación. «Cada uno de los vecinos por sus intereses particulares y el ayuntamiento y sus representantes por los intereses generales de una comunidad de 3.076 personas que conformamos San Cristóbal de Segovia y esto último no significa necesariamente que el 100 % de la población esté de acuerdo», aseguran fuentes municipales.

La firma tuvo lugar en las dependencias municipales desde las ocho y media hasta las tres, resultando un trámite largo por las características y propiedad de algunas parcelas cuyos titulares y su propiedad no constan en el Registro de la Propiedad y que contaban con hasta 56 propietarios que se acreditaban como tales y a los que había que identificar, recoger sus acreditaciones o manifestaciones de propiedad así como las de sus representantes.

El Ayuntamiento agradece a los propietarios que vendieron los terrenos «para que vinieran a vivir nuevos vecinos, iguales en derechos y deberes a los que aquí estábamos, y permitieran construir colegios».