El Norte de Castilla

Un desayuno de solidaridad en la UVA

vídeo

Un grupo de estudiantes posa en el lugar donde se celebró el desayuno solidario.Antonio Tanarro

  • Los estudiantes del campus de Segovia se implican en un proyecto educativo en África

Los alumnos y profesores del campus María Zambrano de la Universidad de Valladolid en Segovia tuvieron ayer la oportunidad de protagonizar un desayuno diferente. No lo era por la especialidad del menú, que contenía los típicos productos que los universitarios toman cada mañana antes de las clases como café, zumos, sandwiches o bollos, sino por el carácter solidario que se escondía detrás. La Facultad de Educación de la UVA organizó para todo aquel que quisiera asistir un desayuno solidario con el objetivo de recaudar fondos de cara al programa de prácticas internacionales que desde hace cinco años realizan en colaboración con la ONG Asociación Social para el Desarrollo de los Pueblos (Adepu).

Fotos

  • Desayuno solidario en el campus Maria Zambrano

Los fondos obtenidos irán destinados a la obtención de material escolar para una escuela en Larabanga, al norte de Ghana. Hasta allí viajarán quince alumnos de la Universidad de Valladolid, la mayoría pertenecientes al campus de Segovia, quienes han decidido realizar sus prácticas en el país africano en lugar de en cualquier otro colegio de Segovia o de España. Durante tres meses, intentarán aprender en un contexto totalmente diferente al que están habituados, tratando de echar una mano en una escuela en la que ya han estado otros alumnos de la universidad. Algunos de ellos, como Elena González, no duraron en acercarse ayer hasta el ágora del campus María Zambrano para colaborar con el desayuno informativo y para aconsejar a algunos de los futuros profesores que en los próximos días embarcarán con destino a Ghana.

Tras unos primeros minutos en los que la afluencia de estudiantes y profesores no era muy elevada, pronto las pequeñas colas comenzaron a formarse en torno a las mesas que contenían los alimentos, con universitarios interesándose por un proyecto que combina educación, solidaridad y cooperación. Además de interesarse y colaborar desayunando –muchos realizaron donativos aparte–, otros trabajadores de la Universidad también trasladaron su pequeña ayuda al proyecto. Es el caso del técnico de deportes del campus de Segovia, Julio Sánchez, quien entregó a los participantes en el programa de prácticas diverso material deportivo para que lo llevaran a la escuela de Ghana.

En el país africano, además de tratar de enseñar conocimientos básicos de inglés o matemáticas a los niños, los estudiantes de magisterio intentarán «posibilitar el acceso de la población escolar también a ropa, medicinas, alimentos de primera necesidad, calzado y juguetes diversos que mejoren su infancia» tal y como recoge la ONG Adepu en su página web. Pero no solo los niños de la escuela de Larabanga serán el objetivo a ayudar, también los propios profesores. Mediante esta acción directa en el trabajo de campo, se pretende crear un clima de enriquecimiento mutuo entre el profesorado de la Uva que acude de prácticas y el local. Esto hace que haya un intercambio de experiencias, una reflexión mutua, una observación de la práctica educativa... aspectos que ayudan al estudiante de magisterio a aprender contenidos que les serán útiles en su futura carrera como docentes, y que también permitirán una continua formación del profesorado local de cara a aquellas semanas y meses del año en los que no cuenten con la colaboración presencial de los estudiantes de Educación Infantil y Primaria.