El Hospital de la Cruz: la historia recobrada

Antonio Linage (derecha). El Norte
Antonio Linage (derecha). El Norte
  • Antonio Linage, cronista oficial de Sepúlveda, presenta mañana su último libro, 'El Hospital de Sepúlveda y la Cofradía de la Cruz'

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

El próximo sábado, 12 de noviembre, a las 20:30 horas, en La Violeta de Sepúlveda, tendrá lugar la presentación del libro ‘El Hospital de Sepúlveda y la Cofradía de la Cruz, obra de Antonio Linage Conde, cronista oficial de la villa.

El de la Cruz fue el único hospital que funcionó en Sepúlveda durante el Antiguo Régimen y daba cabida a los forasteros y transeúntes, porque los vecinos eran atendidos en San Cristóbal, casa de expósitos y de caridad, mediante socorros a domicilio. El Hospital de la Cruz –se llamaba así por la cofradía del mismo nombre que lo tenía a su cargo– subsistió hasta mediado el siglo XX, pero la cofradía fue suprimida cien años atrás, durante la Regencia de Espartero. El Hospital fue desamortizado y su actividad fue decayendo a medida que la beneficencia provincial se hacía cargo de esas atenciones. Al principio de los años cincuenta del siglo pasado tuvo lugar en el la última defunción.

En esta obra, Antonio Linage nos sumerge en la Sepúlveda del Antiguo Régimen y en la vida de la Cofradía, similar a otras existentes en la villa, con fiesta anual, la Cruz de Mayo, los acompañamientos a los entierros de los hermanos y los sufragios por ellos, y su protagonismo en las procesiones de Semana Santa. Adela Tarifa señala en el prólogo del libro que los datos contenidos en las actas de esas funciones son interesantes, por ejemplo, para conocer la historia de la gastronomía local, pues dan noticias al respecto. Así, aparece una primera mención al cordero asado, ahora emblemático y afamado. Es un indicio del interés de este libro por conocer la vida cotidiana en la Sepúlveda de la época. Las defunciones en el Hospital de la Cruz fueron constantes y numerosas. Por ello, el libro de Linage es también una fuente para conocer esta parcela de la historia, la muerte, que tanto ha traído en los últimos lustros a los investigadores, desde los estudios de Vovelle, Chaunu, Aries y otros, con arreglo a modelos que luego han sido utilizados y enriquecidos por doquier.

Fuentes

Por el origen de las personas acogidas en el Hospital se corrobora la mayor intensidad de las relaciones de Sepúlveda con el Norte de la Sierra que con el Sur, a pesar de la atracción de Madrid. De Cantabria y Galicia consta la presencia de cuadrillas de canteros.

A la vez que el Hospital pasó al municipio, San Cristóbal pasó a la Diputación. Esta permutó su solar con el Ayuntamiento por la mitad de la casa del Hospital, en la que se instaló la casa cuna.

El historiador sepulvedano ha elaborado el trabajo a base de fuentes inéditas, pues no existía ninguna biografía sobre el tema. Esas fuentes se encuentran en el Archivo Municipal, aunque también ha sacado Linage datos de los archivos de las iglesias y del Archivo Histórico Nacional. Un libro imprescindible para la villa.