El Norte de Castilla

La Guardia Civil creará grupos de whatsap para mantener a raya a los cacos y pirómanos

El teniente coronel responde a El Norte de Castilla, en la entrevista concedida en su despacho. De Torre
El teniente coronel responde a El Norte de Castilla, en la entrevista concedida en su despacho. De Torre
  • Los delitos graves contra explotaciones agrícolas han caído un 80% en lo que va de año

Comunicación, proximidad y más comunicación y más proximidad al ciudadano. Son retos que se ha propuesto el nuevo jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia. El teniente coronel José Luis Ramírez encarna esa cercanía que propugna para el Cuerpo. Dice heredar un equipo y un escenario formidables. Ilerdense de cuna, se siente a gusto y muy arropado en su nuevo destino, del que tomó posesión de manera oficial el 22 de septiembre. Ya sabe, por lo tanto, lo que es conmemorar el Día del Pilar con su nueva ‘familia’ segoviana. Alaba la tarea de sus predecesores cuando se pusieron al timón de la nave benemérita provincial, lo que no quita que cada uno deje su impronta particular. Y José Luis Ramírez es ambicioso.

«Para cualquier ciudadano que le hayan robado en su casa las estadísticas no son un consuelo». Los números que exhibe el teniente coronel aprueban el trabajo que vienen realizando los cerca de seiscientos integrantes que encarnan la voluntad de servicio, seguridad y protección de la ciudadanía de la que hace gala el Instituto Armado.

Por un lado, ese extenso y disperso medio rural segoviano que constituye su terreno de acción ha experimentado en lo que va de año un descenso del 31% en la cantidad de hurtos detectados y denunciados.

Las razones con las que el nuevo jefe de la Comandancia Provincial de la Guardia Civil justifica este buen dato son dos. La primera, la «intensificación» de los servicios de vigilancia en esas zonas periféricas y a menudo despobladas, una realidad sociodemográfica que no deja de ser un obstáculo que el Instituto Armado trata de superar con más kilómetros de patrulla y una mayor eficiencia en su actividad de velar por la seguridad.

Esas carreteras y caminos recorridos conducen hasta uno de los retos que se ha marcado el nuevo jefe de la Comandancia Provincial de Segovia, que es de aumentar la proximidad con los vecinos. «El aspecto subjetivo de la seguridad seda a través del conocimiento de las operaciones». Para Ramírez, el quid está en la confianza que suscita «la generación de la sensación de seguridad». Por eso apela a la colaboración de los ciudadanos y de los medios de comunicación.

Red de comunicación

En sus planes entra la comunión de la aplicación de las nuevas herramientas que ofrecen las nuevas tecnologías con la labor de aproximar la Institución a la sociedad. En este sentido, el teniente coronel ha confirmado que, en aras de «conseguir una mayor efectividad y un mayor índice de esclarecimiento de los delitos», pretende potenciar el ya existente Plan Coopera, dedicado a favorecer y facilitar los cauces de contacto con las empresas de seguridad, entidades financieras, compañías y cualquier sujeto pasivo de la seguridad. Una de las maneras de materializar esta intensificación será mediante la «creación de grupos de whatsapp» que integren a diferentes actores y sectores relacionados con la vida en el medio rural.

Esta experiencia ya se desarrolla con éxito en la lucha contra el robo y maltrato animal de galgos. Entonces se integró a organizaciones de agricultores y ganaderos y asociaciones cinegéticas, entre otros participantes en el proyecto. Ahora la idea es extenderla a otros colectivos y asociaciones, como por ejemplo los guardias forestales o los responsables de la seguridad de fincas. Al final, el propósito que especifica el teniente coronel es que «haya una red de comunicación» que sirva para dar consejos, activar avisos y construir códigos de actuación.

En cuanto a la segunda razón que explica el descenso de la actividad delictiva manifestada antes, José Luis Ramírez engarza el citado objetivo de proximidad con «la mayor implicación» que se encuentra el Instituto Armado a la hora de hacer cumplir la ley, tanto por parte ciudadana como de los agentes.

Las estadísticas no valen

El teniente coronel Ramírez destaca con cifras otro fruto de la tarea de la Benemérita en el amplio y complicado marco del ámbito rural. Y es que los delitos graves y también los considerados menos graves cometidos contra explotación agrícolas y ganaderas han disminuido en Segovia un 80% desde el inicio del año en curso. Pero lejos de sacar pecho y de caer en la autocomplacencia, el jefe de la Comandancia matiza que «con que haya tres, dos o uno a los que hayan robado, todas esas buenas estadísticas quedan fuera del interés de quienes han sido víctimas y afectados».

Ese prurito profesional le lleva a perseguir un aumento de eficacia a la hora del esclarecimiento de delitos. Es decir, elevar un poco más el listón que ya habían dejado los anteriores jefes de la Comandancia. Ese índice de resolución de expedientes está en torno al 60% de los casos que tramita la Guardia Civil. Aunque el mensaje suene repetitivo, el teniente coronel incide en que «la provincia es segura». No solo lo dice el nuevo jefe, sino que un reciente estudio elaborado por Securitas Direct lo ratifica. En la clasificación nacional de territorios con menor amenaza de criminalidad, Segovia se coloca en tercer lugar.