El Norte de Castilla

¿Qué pasará con la hucha de las pensiones?

Francisco Vázquez interviene durante el foro.
Francisco Vázquez interviene durante el foro. / De Torre
  • El subdirector de Gestión de Prestaciones del INSS, César Gómez asegura que «aunque toque fondo, el sistema no está en crisis»

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social se acabará en un año, reconoció ayer en Segovia el subdirector de Gestión de Prestaciones del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), César Gómez, quien insistió en que «aunque la hucha toque fondo, el sistema no está en crisis». Gómez realizó estas declaraciones minutos antes de intervenir en el foro ‘A pie de calle’, en la sede provincial del PP, donde recalcó que los pensionistas «pueden estar tranquilos porque la Seguridad Social es patrimonio de todos los ciudadanos y nadie va a permitir que se pierda su subsidio».

Gómez recordó a quienes reprochan al Gobierno el uso de la hucha de las pensiones que «ha cumplido un papel fundamental los últimos cinco años», pero que esa era su misión, ya que «se creó para afrontar momentos de crisis económica que afectan al empleo y a los ingresos de la Seguridad Social». De hecho, señaló que estos fondos han permitido mantener el pago puntual de las pensiones, a pesar de haberse incrementado en 570.000 desde el inicio de la pasada legislatura.

Los datos han demostrado, según Gómez, que «estamos en la senda de abandonar la crisis y comenzar el crecimiento económico», ya que en octubre hubo 17,8 millones de afiliados frente a los 16,2 de mismo mes de 2013, informó Efe. En caso de persistir esta línea, auguró que el fondo de reserva volverá a tener aportaciones procedentes del superávit en los presupuestos de la Seguridad Social «en pocos años».

En cuanto a las reformas que se esperan a lo largo de la legislatura, explicó que el sistema está en continua situación de revisión y que las novedades depende de las líneas maestras que establezca la comisión del Pacto de Toledo. Eso sí, precisó que las modificaciones «estarán basadas en la contributividad, la proporcionalidad, la solidaridad y el modelo financiero de reparto».