El Norte de Castilla

La reforma de la Edar de La Granja elimina los vertidos «deficientes» al Pontón Alto

vídeo

El presidente de la CHD, Juan Ignacio Diego, en la Edar del Real Sitio con el alcalde, José Luis Vázquez, la subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz, y dos concejales. / M. A. L.

  • El presidente de la CHD, Juan Ignacio Diego Ruiz, entrega las obras al Ayuntamiento del Real Sitio y subraya que las aguas tratadas vertirán ahora aguas abajo del embalse

El alcalde del Real Sitio de San Ildefonso, José Luis Vázquez, ha destacado este martes la implicación y colaboración del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), y el Ayuntamiento local para la reforma de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (Edar), la realización del colector perimetral del municipio y la separación de las aguas sucias de la urbanización Caserío de Urgel del arroyo de las Flores, que ha supuesto una inversión de más de 6 millones de euros.

Fotos

  • Visita a la Edar de La Granja

El presidente de la CHD, Juan Ignacio Diego Ruiz, acompañado por la subdelegada del Gobierno en Segovia, Pilar Sanz, ha entregado al Ayuntamiento del Real Sitio de San Ildefonso la obra de remodelación y ampliación de la Edar, que ya está en funcionamiento y que, según el responsable del organismo de cuenca, permite el tratamiento secundario completo de las aguas residuales y la eliminación de nutrientes, fósforo y nitrógeno, para evitar la eutrofización del ecosistema donde vierte la planta, el embalse del Pontón Alto.

Diego Ruiz ha destacado que esta obra elimina los vertidos «deficientes» que antes iban a parar al embalse, pues el agua tratada por la Edar ya se vierte aguas abajo de la presa. De esta forma «mejorará indudablemente la calidad del agua del Pontón Alto», a lo que contribuirá también la separación de las aguas residuales de las de lluvia en el arroyo de las Flores.

Gracias a la ejecución de este proyecto de la Edar, que ha contado con una inversión de 2,1 millones de euros, CHD y Ayuntamiento darán cumplimiento a los objetivos de calidad establecidos en la Directiva europea sobre el tratamiento de aguas residuales urbanas y la Directiva Marco del Agua.

Los trabajos incluidos en la remodelación y ampliación de la Estación Depuradora beneficiarán a una población equivalente de hasta 15.000 habitantes equivalentes, aunque la Edar tiene capacidad para tratar puntas de aforo superiores. Las obras han consistido en dos actuaciones claramente diferenciadas, una sobre los colectores que llegan a la planta y otra sobre diversos puntos de la planta.

Así, ha sido sustituida la totalidad del colector norte, de 2.255 metros de longitud y 500 milímetros de diámetro, por otro de 600 milímetros de diámetro y se han cambiado 140 metros del colector sur.

Dentro de la planta se ha ejecutado un nuevo edificio para la deshidratación de fangos al tiempo que se acondicionaba el anterior como edificio de soplantes. Además, se ha creado un tanque de tormentas para recoger las primeras aguas de lluvia, dado que la red de saneamiento es unitaria.

Igualmente se han mejorado las dos líneas de agua controlando los niveles de nitrógeno y fósforo, y se ha procedido a la instalación de múltiples equipos tanto en la línea de agua como en la de fangos, procediendo a la automatización total de la planta.

Plan CRECE

El presidente de la CHD, Juan Ignacio Diego, ha destacado que la actuación también tiene por objeto cumplir las nuevas directrices de la normativa europea en materia de tratamiento de aguas residuales, y se enmarca en el Plan de Medidas para el Crecimiento, la Competitividad y la Eficiencia (Plan CRECE).

Este Plan prevé unas inversiones en materia de depuración de 1.100 millones de euros para la puesta en marcha de una serie de trabajos, financiados con Fondos Europeos, destinados a conseguir que todos los municipios depuren adecuadamente sus aguas residuales, conforme a la Directiva Marco del Agua ya que un agua mejor depurada incide directamente en el bienestar de los ciudadanos y porque una depuración adecuada es vital para el mantenimiento de los ecosistemas.