El Norte de Castilla

Todo está listo en la calle Palacio para el comienzo de las obras.
Todo está listo en la calle Palacio para el comienzo de las obras. / M. Rico

Las obras de la calle Palacio traen días malos para el tráfico

  • Desde hoy se cierra al tráfico el tramo que parte del arco de San Martín

La instalación ayer de vallas, una caseta de obra, la llegada de maquinaria y varias señales presagiaban ayer que las obras de mejora de la calle Palacio tenían un inicio inminente. Así será y desde la Policía Local han informado que el tráfico en la zona sufrirá modificaciones ya desde las 8:00 horas de hoy, debido al inicio de las obras de adecuación y reforma de dicho vial, en su primera y segunda fase, que transcurren desde el arco de San Martín hasta la iglesia del mismo nombre.

Así, en primer lugar, no se permitirá el tráfico rodado desde el arco de San Martín. Estos primeros días, en el inicio de las obras y hasta que los trabajos lleguen a la travesía de San Gil, el acceso al castillo y zona norte de la localidad se realizará por las calles Duque de Alburquerque y Cuevas. Los residentes en la calle Arco de Santiago, que se incluye dentro de este tramo, podrán acceder por las mismas vías hasta la Travesía Arco de Santiago, que, de forma provisional, se habilitará para doble sentido de circulación.

Las obras que comenzarán a lo largo de la mañana de hoy serán ejecutadas por la empresa madrileña Gestinver Valoraciones, que presentó la mejor oferta de las 21 que se presentaron a la licitación. El coste de la misma será de 179.685 euros iva incluido y deberá estar ejecutada en tres meses, por lo que es posible que su conclusión se vea marcada por el final de las fiestas navideñas.

Casi de forma paralela se espera que se desarrolle la obra de la tercera y cuarta fase de la vía, en su tramo comprendido entre la iglesia de San Martín hasta el arco de acceso al recinto amurallado, junto al castillo y la rotonda situada junto al puesto local de Cruz Roja. En este caso la obra se adjudicó a la empresa cuellarana Mariano Rico S. L., cuya oferta fue la mejor de las once presentadas. El presupuesto de adjudicación ascendió a 137.336 euros y se ejecutará en dos meses, por lo que es posible que también pueda estar finalizada a principios del próximo año 2017. Además, en esta obra la empresa realizó un compromiso de coordinación con la encargada de las fases 1 y 2 que hoy comienzan, por lo que se espera que no surja ningún problema al respecto.

En las obras de la tercera y cuarta fase de la calle Palacio también se incluye la parte de la plazoleta situada en la confluencia de la calle La Pelota hasta la zona baja del arco de San Basilio y el acceso a la muralla, un área que, aunque también pertenece a la calle Palacio, no se había contemplado su arreglo en un primer proyecto, por lo que se incluyó más tarde y con ello se da continuidad al arreglo de toda la zona más turística de la localidad, pues frente a este punto se encuentra el acceso principal a la puerta del castillo de los Duques de Alburquerque, el monumento más visitado del municipio.

Cuatro fases

En las cuatro fases de la obra, la calle Palacio recibirá una actuación integral, en la que se incluye la sustitución de las instalaciones de agua corriente, saneamiento, telefonía y todas las que se encuentran soterradas, en una obra que aparece como más que necesaria, principalmente teniendo en cuenta que las redes que se utilizan en la actualidad proceden de las obras que se ejecutaron en los años 50 del siglo pasado y desde entonces no han sufrido ninguna modificación ni renovación.

Con esta obra se dará continuidad a la zona en su unión con el resto de la parte del casco histórico donde se han desarrollado modificaciones de este tipo. La pavimentación se realizará con adoquín, el mismo existente en las calles cercanas y buena parte del centro histórico de la villa, creando así una imagen de uniformidad en todos los viales del casco.

A estos cortes se suman los existentes también en la zona norte por el cambio del colector de aguas en uno de los tramos de la carretera del Henar, en concreto el comprendido entre la calle Agustín Daza y la carretera de Bahabón. Por el momento el tráfico permanece cerrado desde el cruce de la carretera de Bahabón hasta el final del cuartel de la Guardia Civil, junto a la calle Colombia, aunque se irá ampliando o desplazando según vaya avanzando la obra.