El Norte de Castilla

Departamento de tributos en la Diputación Provincial de Segovia.
Departamento de tributos en la Diputación Provincial de Segovia. / A. de Torre

Los municipios
de la provincia cargan con más de 46 millones de deuda

  • Los vecinos que asumen más deuda viven en Maderuelo, Samboal y el Real Sitio

Los ayuntamientos también tocan a la puerta de las entidades financieras a ver si insuflan liquidez en sus arcas. Es una opción, aunque no muy deseada, y sobre todo muy restringida que merece ser sopesada al milímetro. Cirugía financiera al servicio de la contabilidad de las administraciones locales. Y como dice el alcalde del Real Sitio de San Ildefonso, el socialista José Luis Vázquez, lo malo no es tanto el endeudamiento contratado por medio del préstamo de turno, lo peor es pagarlo. Toda una dosis de realismo en la gestión municipal.

La opción existe. Y de su elección se deduce lo que se denomina la deuda viva de un consistorio. Ahí entran los débitos asumidos con entidades de crédito obligadas a declarar a la Central de Información de Riesgos del Banco de España, como bancos, cajas de ahorro, cooperativas de crédito, sucursales en España de entidades crediticias no residentes y establecimientos financieros de préstamo.

Por créditos, principalmente

Para calcular el endeudamiento vivo de los ayuntamientos se usa el denominado protocolo de déficit excesivo y se valoran los importes de la deuda contraída a través de la suscripción de créditos financieros, valores de renta fija, productos devengados por activos dudosos, préstamos transferidos a terceros, las asociaciones público privadas o el fondo de financiación del pago a proveedores, entre otras variables.

Y de la teoría a los hechos. Así lo hace la calculadora del Ministerio de Hacienda, que a finales de 2015 elevaba a Maderuelo como el municipio de la provincia con un mayor endeudamiento per cápita. Es decir, que los residentes de este municipio, de apenas 120 personas censadas, son los que acumulan un mayor débito derivado de la deuda total municipal. Según las cuentas del ministerio, a cada vecino le corresponden 2.521 euros de la deuda municipal, ya que Maderuelo arrastraba hace casi un año unos números rojos de 300.000 euros, la misma cantidad con la que acabó el ejercicio anterior.

Samboal es la segunda localidad de la provincia segoviana con un endeudamiento por habitante más alto. A finales del año pasado, a cada unos de los 484 vecinos censados en la población le tocaban 1.289 euros del débito global acumulado por las arcas municipales. Si bien es cierto que la tendencia de la corporación municipal de recortar al deuda se ha ido afianzando con el paso de los cursos. Para muestra, el botón de la factura con la que cargaba el consistorio de Samboal en 2014, que ascendía a casi 790.000 euros; doce meses después ese ‘recibo’ pendiente se quedó en la todavía nada desdeñable cantidad de 674.000 euros.

En dos años, baja 1,8 millones

El Real Sitio de San Ildefonso completa el podio de los tres municipios con una deuda viva por habitante más abultada. Al terminar el ejercicio pasado, el ayuntamiento que preside José Luis Vázquez atesoraba un débito total de 6.675.000 euros aproximadamente, a tenor de los cálculos efectuados por el Ministerio de Hacienda. A pesar de alzarse como el municipio de la provincia, a excepción de la capital, con el endeudamiento contratado con entidades de crédito más copioso, las políticas del consistorio van dando sus frutos y van acortando esos números rojos. Desde 2013, el tijeretazo es casi 1,8 millones de euros.

Cada vecino del Real Sitio de San Ildefonso asume una parte de esa deuda viva del Ayuntamiento. En concreto, el endeudamiento per cápita, aunque a la baja, asciende a 1.235 euros por habitante.

Si se echa un vistazo a la lista del ministerio, al inicio del ejercicio que ahora ya está despidiéndose había 151 consistorios a lo largo y ancho de la provincia con el contador de la deuda viva a cero. La inmensa mayoría, pueblos pequeños, de menos de 500 habitantes; aunque también figura alguno de entidad por su censo. Algunos de estos ejemplos que no arrastran el pago pendiente con entidades financieras de préstamos crediticios son Coca, Riaza, Cantimpalos, Ayllón, Valverde del Majano, Navalmanzano, Vallelado, Otero de Herreros, Abades, Chañe, Trescasas o Bernuy de Porreros. Todos ellos con padrones que superan los 700 residentes inscritos.

En lo que respecta a los municipios con más población, quitando la capital, El Espinar acumula en el saldo del debe 1.088.000 millones de euros, lo que en la aplicación del criterio de Hacienda deduce que a cada habitante le toca 115 euros de esas cuentas pendientes fundamental