El Norte de Castilla

Protesta de las trabajadoras de la limpieza delante del colegio Santa Clara.
Protesta de las trabajadoras de la limpieza delante del colegio Santa Clara. / M. Rico

Las trabajadoras
de la limpieza
de los colegios
se concentran hoy en la Plaza Mayor

  • El grupo municipal socialista pide una comisión extraordinaria para conocer a fondo el conflicto

El conflicto de las trabajadoras de la limpieza de los colegios de infantil y primaria de Cuéllar continúa activo y se acercan al dato de seis meses sin cobrar sus nóminas. Por ello, las limpiadoras tomaron el testigo de las Ampas en las concentraciones que venían realizando a las puertas de los colegios durante unos días ante la falta de productos desinfectantes para la limpieza, lo que fue subsanado por el Ayuntamiento.

Sin embargo, su problema de falta de cobro sigue ahí, por lo que hasta el pasado viernes han seguido concentrándose diariamente en las puertas de los colegios La Villa, San Gil y Santa Clara, con una pancarta en la que recuerdan que ‘Trabajar sin cobrar no se puede soportar’. Su reivindicación va más lejos, y hoy mismo, a las 12:00 horas, han convocado una concentración en la Plaza Mayor, en la que esperan contar con el apoyo de la ciudadanía.

También tomando como referencia el tema, el grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Cuéllar registraba esta misma semana una solicitud para la celebración de una comisión extraordinaria de hacienda y personal para abordar la problemática del servicio de limpieza, apoyando y reconociendo una vez más la labor y actitud de las trabajadoras afectadas.

Desde el PSOE local también han criticado las declaraciones del alcalde en cuanto a que éste esperaba que las concentraciones a las puertas de los colegios cesaran con la compra de los productos de limpieza por parte del Ayuntamiento. «Si el alcalde se quiere poner la venda y obviar el problema de fondo, que lo haga, pero la situación sólo se resolverá gestionando y tomando decisiones», apuntan, a la vez que le instan a «aprender de los graves inconvenientes que conlleva su política de privatizaciones», pues el servicio de limpieza de los colegios de la localidad fue una licitación del Consistorio, que se adjudicó tras un concurso a la empresa Zahoz Gestión S. L., que ahora debe ya casi seis nóminas a sus empleadas.

Desde el grupo municipal socialista recuerdan que el pasado mes de mayo ya se celebró una comisión de hacienda y personal, que ellos mismos pidieron, para conocer la situación provocada por la concesionaria en relación a los impagos hacia las trabajadoras. En la relación de hechos, señalan que en septiembre, la concejala de Educación, Sonia Martín, declaró a los medios que, asesorada por la secretaría municipal, se habían comprado productos de limpieza con cargo al aval de la empresa depositado en el Consistorio. Ese mismo mes, Martín anunciaba la cesión del contrato a otra empresa, por lo que la situación se daba por resuelta.

Sin cobrar

El PSOE apunta que, lejos de solucionarse, el tema se ha agravado considerablemente, pues las trabajadoras siguen sin cobrar y se han producido deficiencias en la prestación del servicio en cuanto a la falta de productos de limpieza. Por todo ello y «ante las más que considerables contradicciones por parte del equipo de gobierno en relación a este asunto, la falta de información hacia el resto de grupos políticos, la insostenible situación que están viviendo las trabajadoras, la falta de productos de limpieza y la consiguiente deficiente prestación del servicio», desde el PSOE solicitan la convocatoria de la comisión de Hacienda y Personal, con la petición expresa de la comparecencia de la concejala de Educación.

El grupo socialista también pide que se le ofrezca información de las reuniones con Zahoz Gestión S.L. y las empresas interesadas en la cesión del contrato; un estudio jurídico del régimen de sanciones a imponer a la empresa Zahoz por posibles deficiencias en la ejecución del contrato de servicio de limpieza consistentes en la falta de productos desinfectantes; y la cuantificación del gasto soportado por el Ayuntamiento por la compra de los productos mencionados y si éstos han sido cargados contra la garantía del adjudicatario.