El Norte de Castilla

Iván Quintín trata de zarfarse de la marca de un jugador del Puertollano.
Iván Quintín trata de zarfarse de la marca de un jugador del Puertollano. / Antonio de Torre

Un gol que vale tres puntos

  • fútbol sala

  • Un tanto de Buitre en la primera mitad le basta al Naturpellet Segovia para derrotar al Puertollano

Si había dudas en el Naturpellet Segovia tras el discreto inicio de temporada, estas no quedaron disipadas tras el encuentro frente al Puertollano de este sábado. Cierto es que el equipo segoviano dominó claramente el partido y que mereció alzarse con la victoria de una manera mucho más contundente, pero también lo es que la incertidumbre y la falta de seguridad volvieron a aparecer en los minutos finales ante la posibilidad de que el conjunto manchego sacara algún punto del feudo segoviano.

El encuentro fue un auténtico monólogo de los locales durante treinta y cinco minutos ante la incomparecencia ofensiva de un Puertollano dedicado exclusivamente a defender e intentar no cometer errores. Cidao intervino a los pocos minutos para desviar un tímido disparo de Nano pero después fue testigo en primera persona del dominio de su equipo. Pudo dejar los guantes en el banquillo ya que no le hicieron falta, aunque sí que dio muestras de su calidad con los pies con varias salidas de presión que permitieron a sus compañeros afrontar situaciones de superioridad.

Sin ocasiones de peligro transcurrió gran parte del primer periodo. El Puertollano intentaba una y otra vez salir de tres con un pívot situado en la frontal del área rival, pero la buena presión de los locales –que ayer vestían de negro ante la coincidencia de colores con las dos equipaciones del Puertollano- evitaba que los manchegos pisaran cancha rival con el balón controlado. Tampoco arriesgaban, conscientes de que cualquier perdida en la elaboración ere un cheque blanco para la rapidez de los atacantes locales.

Hubo que esperar hasta el minuto catorce de encuentro para ver la primera gran ocasión del choque. Tras un robo de balón que pilló a la defensa rojilla descolocada por primera vez en todo el partido, Juanfran envió un gran pase al segundo palo donde Alvarito, completamente solo y libre de marca, estrelló el balón contra el meta Borja. Fue el primer aviso de un Naturpellet Segovia que conseguiría el único tanto del encuentro dos minutos más tarde, tras una clara falta cometida por Lluc en la frontal del área, frustrado por que los colegiados no habían señalado falta previa –y también clara- de Alvarito. Buitre fue el encargado de lanzarla, y con la colaboración de una barrera mal colocada y de un poco hábil Borja, envió el esférico al fondo de las mallas por el centro de la portería.

A raíz del gol, los de Diego Gacimartín encontraron mayores facilidades para finalizar sus jugadas. Álex Fuentes, de los mejores jugadores locales durante el partido, no pudo superar a Borja en el mano a mano, mientras que Edu no estuvo acertado en la finalización con un disparo desde dentro del área que pudo poner el 2-0 justo antes del descanso.

Tras el paso por vestuarios, el Naturpellet Segovia subió un punto su intensidad sobre la cancha del Pedro Delgado en busca de un segundo tanto que dejara tocado al Puertollano. Lo intentaron liderados por la verticalidad de Álvaro y Álex Fuentes, con mayor facilidad para llegar a la portería defendida en el segundo acto poro Salvi. El meta visitante se erigió como uno de los protagonistas del encuentro interviniendo con acierto en cada intento de los segovianos por ampliar su renta, manteniendo a su equipo con opciones de puntuar hasta el tramo final del choque. Lluc rozó la igualada tras una pérdida de Edu a falta de cuatro minutos para el final, pero Cidao resolvió bien en el mano a mano. Lo intentaron los rojillos con portero-jugador en el último minuto, pero el Naturpellet Segovia logró resistir y dejar su portería a cero para conseguir su cuarta victoria de la temporada. Un triunfo necesario pero poco convincente.