El Norte de Castilla

Llega el Otoño Enológico de Caja Rural

De izquierda a derecha, José María Ruiz, Claudia de Santos, José Luis Aragüe ‘Mazaca’, José María Chaparro, Jaime Pérez y Beatriz Serrano brindan por el éxito de la séptima edición del Otoño Enológico, ayer, en la sede de Caja Rural, antes de la presentación.
De izquierda a derecha, José María Ruiz, Claudia de Santos, José Luis Aragüe ‘Mazaca’, José María Chaparro, Jaime Pérez y Beatriz Serrano brindan por el éxito de la séptima edición del Otoño Enológico, ayer, en la sede de Caja Rural, antes de la presentación. / A. de Torre
  • La entidad espera repetir el éxito de público de las seis ediciones anteriores

Noviembre, mes del vino. Así viene siendo desde hace siete años en Segovia gracias a la iniciativa de la Fundación Caja Viva Caja Rural, que ayer presentó una séptima edición de su Otoño Enológico cargada de citas, algunas tan novedosas como sugerentes. El programa comienza el próximo jueves en el establecimiento El Diablo Cojuelo, con la cata ‘Cuatro tragos, ocho bocados’, pero la inauguración está prevista para el martes, 8 de noviembre, en el ágora del campus universitario María Zambrano. A partir de ese momento, y durante tres fines de semana consecutivos y completos, las actividades enológicas y gastronómicas se sucederán en numerosos establecimientos de la capital y la provincia, con propuestas de lo mas variopinto.

El Otoño Enológico de Caja Rural ha contado siempre con una respuesta del público formidable. «Siempre hemos querido acercar el vino a todo el mundo, hacer del vino algo popular y accesible, y creo que lo hemos conseguido. Son ya siete años apostando por la creatividad, a base de maridajes exóticos (del vino con la música, del vino con los monólogos...), frescura y propuestas sugerentes. Y la verdad es que estamos muy orgullosos de ello», afirmó la gerente de la Fundación Caja Viva Caja Rural, Beatriz Serrano.

Un año más, el Otoño Enológico contará con un abanico de colaboradores que hacen posible la diversidad de las actividades. Las instituciones, empezando por el Ayuntamiento de Segovia y la Diputación Provincial, se vuelcan con la cita, al igual que todos los restaurantes y marcas de productos segovianos que intervienen en la programación. Como bien dijo la concejala de Turismo del Ayuntamiento de Segovia, Claudia de Santos, el Otoño Enológico hace bueno el dicho ‘el vino, con amigos’. «Tenemos que ser conscientes de que el vino es un patrimonio cultural inmaterial de gran valor», apuntó la concejala. En este sentido, el director adjunto de Caja Viva Caja Rural en Segovia, José María Chaparro, puso de relieve el carácter cultural y social del vino: «En torno a la tradición del vino se ha creado un mundo, porque el vino es colaboración, relaciones, amistades, disfrute, felicidad y también empleo y riqueza», afirmó.

Pago de Carraovejas

Al acto de presentación de la séptima edición también acudieron el diputado de Promoción Económica de la Diputación de Segovia, Jaime Pérez, el empresario José María Ruiz y el presidente de los sumilleres segovianos, José Luis Aragüe ‘Mazaca’. Jaime Pérez garantizó el respaldo, un año más, de la marca provincial Alimentos de Segovia, a la que pertenecen numerosas bodegas de la provincia. Pérez destacó la presencia en el territorio segoviano de tres denominaciones de origen, dos que comparte con otras provincias –Rueda y Duero– y otra intrínsecamente segoviana que está muy presente en el programa: Valtiendas.

Como ha venido haciendo durante los últimos años, José María Ruiz volverá a organizar una visita guiada por las instalaciones de Pago de Carraovejas, bodega de su propiedad. La entrada para participar –que como todas puede adquirirse ya en el Centro de Recepción de Visitantes del Azoguejo y a través de la web www.turismodesegovia.com– cuesta 50 euros, pero el dinero recaudado será destinado íntegramente a la organización solidaria Proclade, de inspiración claretiana.

Por su parte, José Luis Aragüe ‘Mazaca’ puso de manifiesto el acierto de Caja Rural al haber ideado el Otoño Enológico: «El programa contiene actividades para todos los bolsillos, incluso para los que no tienen nada, porque los tres encuentros con los responsables de las Denominaciones de Origen de Castilla y León son gratuitos. El Otoño Enológico sirve para sacar a la juventud a la calle y para enseñarla a probar el vino y a tomar conciencia de lo que es un vino de verdad, porque las catas son cien por cien didácticas. En definitiva, es una idea buenísima que ha empezado a copiarse en otras provincias», señaló el sumiller segoviano.