El Norte de Castilla

Octubre deja 75 parados más en Segovia

Cola frente a la Oficina del Empleo.De Torre
Cola frente a la Oficina del Empleo.De Torre
  • Aunque moderado, supone el segundo incremento del desempleo consecutivo tras siete meses de descensos

La Federación Empresarial Segoviana (Fes) destaca que la estadística de desempleo provincial conocida hoy referente al mes de octubre de 2016 (75 parados más, un 0,89% respecto a septiembre) supone el segundo incremento del paro consecutivo en Segovia tras siete meses de descensos. La cifra total asciende a 8.538 desempleados.

Aunque cualquier incremento del desempleo «es una noticia negativa», en opinión de FES «existen matices que moderan esa percepción». En primer lugar, «el paro ha crecido de forma mucho menos acusada que en el mismo mes de 2015, cuando la cifra subió a 500 desempleados más. Asimismo, el porcentaje de subida es menor que los registrados en Castilla y León (2,51%) y en España (1,20%)».

En el último año, la provincia de Segovia ha visto descender su cifra de desempleados en 1.528 personas, un 15,18% de descenso, lo que la convierte en la tercera provincia con mejor dato interanual, tras Soria y Baleares.

Al igual que en el mes de septiembre, aunque de forma menos acusada, existe un componente estacional relacionado con el fin de las contrataciones estivales en la actividad turística (el desempleo en el sector Servicios creció en 50 personas). El mejor dato, a juicio de la Fes, es que, además de en el sector de la construcción (-31), donde se ha reducido sensiblemente el paro, es en el colectivo sin empleo anterior (-47).

En cuanto a la afiliación al Régimen de Autónomos, octubre también ha dejado un dato negativo: en Segovia se ha producido un descenso de 74 autónomos. El número total de autónomos en la provincia de Segovia baja hasta los 14.875.

Ante estos datos, FES cree que el nuevo Gobierno «debe dar la necesaria estabilidad institucional para consolidar el proceso de recuperación y creación de empleo». La patronal considera prioritario «continuar abordando las reformas necesarias que contribuyan a mejorar la competitividad de las empresas españolas y su adaptación al ciclo económico y a la realidad cambiante, de forma que el crecimiento económico tenga su reflejo en la mayor creación de empleo posible. Dichas reformas deben articularse sobre la base del diálogo y la concertación social, que deben continuar siendo las señas de identidad de nuestro sistema de relaciones laborales».