El Norte de Castilla

Preparados para los pinchazos contra la gripe

Una mujer recibe la inyección antigripal en una anterior campaña.
Una mujer recibe la inyección antigripal en una anterior campaña. / Gabriel Villamil
  • La campaña de vacunación, que empezará el lunes día 7, llega este año con un retraso de unas tres semanas debido al buen tiempo y las previsiones de virus

La campaña de vacunación contra la gripe y el neumococo ya está preparada. Este otoño se retrasa el inicio del periodo de administración entre dos y tres semanas. Lo habitual es que la temporada de pinchazos hubiera empezado ya, a mediados del pasado mes de octubre; pero la prórroga que han concedido las buenas condiciones meteorológicas, sumada a las previsiones de los responsables sanitarios de la comunidad con respecto a la presencia de virus han provocado que este año la vacunación se haya aplazado.

El comienzo del periodo de inmunización ya está fijado por parte de la Consejería de Sanidad, tal y como comunica a través del Portal de Salud de Castilla y León. Será el lunes día 7 y se alargará hasta el 23 de diciembre. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en cuanto a la composición de la vacuna, la cepa recomendada para el virus de la gripe A(H1N1)pdm09 es la misma del año pasado para el hemisferio norte y varía para el virus A(H3N2) y para la gripe tipo B.

El presidente del Colegio Oficial de Médicos de Segovia, Enrique Guilabert, hace un llamamiento a la comunidad sanitaria y los profesionales que trabajan en el sistema asistencial para que se vacunen. Debido a su propio desempeño laboral, los trabajadores del sistema público de salud sufren una sobreexposición al potencial contagio, por lo que la mejor prevención y más eficaz es la vacunación.

Poblaciones de riesgo

Además de los sanitarios, la Junta recuerda que hay una serie de segmentos de la población especialmente sensibles. A esa población la recomienda pasar por el centro de salud para recibir la pertinente dosis antigripal. Así pues, es aconsejable a partir de los 60 años y en los menores de esa edad pertenecientes a grupos prioritarios para recibir esta vacunación.

Por ejemplo, personas que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe, gente que puede transmitir la enfermedad a aquellas que son más susceptibles de padecer un empeoramiento de salud y trabajadores en servicios públicos esenciales.

A medida que avanza la edad, la respuesta a la vacunación se hace progresivamente menor, por lo que a partir de los 65 años la vacuna que se ofrece en esta campaña es de «inmunogenicidad reforzada», lo que quiere decir que produce una mayor respuesta inmune que las convencionales, explica la consejería.

Especial atención a los niños

Como es ya habitual, los pediatras hacen un llamamiento para vacunarse a los que, a su juicio, constituyen grupos de riesgo. Es el caso de los niños a partir de los seis meses de edad, así como los adolescentes en determinadas situaciones o con patologías de base, o adultos sanos que convivan con pacientes de riesgo. También los expertos epidemiológicos de la Junta consideran recomendable administrar la vacuna a miembros de un entorno familiar cuando existan lactantes menores de medio año.

El año pasado, la campaña en la provincia empezó con el reparto de 34.600 dosis en los centros de salud, cantidad similar a la previsión de asignación para esta temporada. Sin embargo, en 2015, el servicio territorial tuvo que solicitar una remesa extra de unas 1.500 vacunas más para no agotar las provisiones.