El Norte de Castilla

La asociación de la Reserva de la Biosfera encalla por un «error»

Alicia Palomo, Francisco Vázquez y José Luis Vázquez, en una reunion en la Diputación de Segovia.
Alicia Palomo, Francisco Vázquez y José Luis Vázquez, en una reunion en la Diputación de Segovia.
  • El Espinar y el Real Sitio de San Ildefonso piden a la Diputación de Segovia que subsane cuanto antes el fallo para poder constituirse y acceder así a ayudas oficiales

Al final transcurrió el verano, el calendario se ha metido de lleno en otoño, y la asociación que pretende unir en el mismo organigrama a la Diputación y los Ayuntamientos del Real Sitio de San Ildefonso y El Espinar sigue sin ser una realidad tangible y, por lo tanto, al servicio de la Reserva de la Biosfera que lideran y a la que da nombre este tándem de municipios segovianos.

El procedimiento está varado en la burocracia administrativa. Tal y como confirma la alcaldesa espinariega, Alicia Palomo, el deseado y necesario ‘triunvirato’ aún no ha podido materializarse porque se ha detectado «error en el texto» que regula y ordena la futura asociación.

Los máximos responsables municipales confían en que esta traba se salve cuanto antes, pero lo cierto es que la imposibilidad de constituir la asociación a tres bandas ya ha hecho alguna mella. Los retrasos han impedido acceder a fondos beneficiosos para el desarrollo de la Reserva de la Biosfera Real Sitio-El Espinar. Este territorio, reconocido universalmente por la Unesco como Patrimonio Mundial, solo ha catado una ayuda en tres años, y fue gracias a una excepción en las reglas del juego por las que logró una subvención para la señalización.

El tren de la financiación conducido por la Fundación Biodiversidad, dependiente del Gobierno central, pasó de largo el pasado mes de junio. La alianza no llegó a tiempo. Entonces, la pretendida asociación a tres bandas estaba en ciernes y acababa de superar, no sin problemas, el escollo de la oposición municipal ejercida por el grupo del Partido Popular en el Ayuntamiento de El Espinar. Tras un tira y afloja de casi un mes, la corporación logró sacar adelante la propuesta de los estatutos que ya había recibido vía libre en el Ayuntamiento del Real Sitio de San Ildefonso.

A pesar de esta paralización, los consistorios no se han resignado y han optado por separado a esos fondos de la Fundación Biodiversidad, aunque la experiencia dice que hay pocos visos de conseguirlos.