El Norte de Castilla

¿Por qué huele mal en Segovia?

Avenida del Acueducto, una de las zonas envueltas por el mal olor. De Torre
Avenida del Acueducto, una de las zonas envueltas por el mal olor. De Torre
  • Hace un año esta situación se dio exactamente igual

Seguramente usted habrá notado en los últimos días, si camina por algunas calles del centro de la ciudad, que huele mal en Segovia. Un olor que hace un año por estas fechas ya desató las quejas de los vecinos y que llevó a la alcaldesa, Clara Luquero, a interpelar a la Administración regional por el problema del hedor que en esta época del año envuelve a la capital y que la regidora intuye que procede de explotaciones agrícolas de fuera de los límites del término municipal.

El purín «huele como huele y es inevitable», afirmó entonces el delegado territorial de la Junta, López-EscobarJavier López-Escobar, quien subrayó que tanto el Seprona de la Guardia Civil como los equipos de Sanidad y Medio Ambiente sí velan por evitar los vertidos irregulares de purín. Así pues, el delegado de la Junta de Castilla y León achacaba ese olor que se instala de vez en cuando en la ciudad a un episodio normal, aunque el viento y las condiciones climatológicas también ayudan a extenderlo.

El hedor no es algo nuevo en la ciudad del Acueducto, cuyo término municipal se encuentra rodeado de cultivos. La utilización del purín para el abono las tierras de cultivo en época de siembra está muy asentado en las explotaciones agrícolas de una provincia como la segoviana, que posee entre un millón y un millón y medio de cabezas de porcino. El esparcimiento de esta clase de abono y a esta altura del calendario, propicia para la siembra de los campos, da lugar a un hedor «que hay aguantar mientras dure y hasta que se pase», insistía el representante de la Junta.