El Norte de Castilla

Exterior del nuevo edificio construido.
Exterior del nuevo edificio construido. / M. Rico

Las obras del gimnasio La Villa podrían concluir a principios de noviembre

  • Todavía falta ultimar en el interior algunos techos y realizar trabajos de iluminación

Las obras de construcción del gimnasio del colegio La Villa avanzan a buen ritmo y se encuentran ya en su recta final. Así lo señalaron esta misma semana responsables de la empresa que se encarga de la ejecución de la infraestructura, D-Todo Ingeniería y Desarrollo.

Desde el exterior se aprecia que el edificio se encuentra ya concluido y lo mismo ocurre con el interior, a falta de variados remates. Así, los espacios interiores se encuentran ya finalizados, tanto el espacio principal, como los aseos y vestuarios, que también están concluidos. Desde la empresa señalaron que la carpintería interior y exterior se encuentra ya instalada y el gimnasio pintado. En estos momentos se trabaja en la conclusión de la iluminación y en algunos remates en distintos puntos de la infraestructura.

En cuanto al exterior, la fachada ya se encuentra totalmente forrada, para lo cual se ha utilizado piedra de Campaspero. También se han realizado ya las rampas de acceso, tanto la que une la calle Nueva con el gimnasio como la que conecta el edificio con el colegio La Villa. Hace tan sólo unos días se instalaba la valla de cerramiento en la calle Nueva y ya se ha retirado la caseta de obra que se encontraba en la acera de la misma vía desde hace meses, al igual que varios materiales de construcción.

Entre las cuestiones que se ultimarán en los próximos días y que podrían quedar concluidas previsiblemente esta misma semana se encuentra la finalización de algunos techos de placa de yeso, una vez que concluyan los trabajos de iluminación. También faltaría la instalación de la iluminación exterior del edificio y acondicionar la acera situada junto al mismo.

Tras estas obras se realizarán las pruebas de funcionamiento de las distintas instalaciones, entre ellas la calefacción, que se ha conectado al sistema existente en el colegio. Aún faltarían la limpieza de los espacios interiores y exteriores, por lo que la obra podría demorarse aún algunas semanas, si el desarrollo de las pruebas previstas es correcto.

Inicio

Fue el pasado 29 de marzo cuando una máquina se convertía en el centro de todas las miradas de los vecinos, pues estaba realizando los derribos del antiguo edificio sobre el cual se ha construido el gimnasio. Este comienzo ya llegaba con retraso debido a un cambio en la cimentación, lo que impidió el inicio de las obras en enero. Los primeros meses tras el inicio tampoco llegó un avance máximo, pues la cimentación se retrasó debido a las lluvias. Por todo ello se han ido acumulando los retrasos y ya se ha superado el plazo de poco más de tres meses y medio que la empresa propuso. Sin embargo, los escolares esperan ansiosos poder estrenar el gimnasio del centro escolar, una demanda que se venía reclamando por toda la comunidad educativa de La Villa desde hace años.

De hecho, podría ser a primeros del mes de noviembre cuando la obra se encuentre totalmente concluida, según apuntaron desde la empresa encargada de los trabajos, por lo que los alumnos podrían utilizar la instalación a lo largo del mes. La infraestructura, que contará con en torno a 200 metros cuadrados útiles, será totalmente accesible, susceptible de ser ampliado y muy eficiente. Además del espacio central que ocupará el gimnasio como tal, también cuenta con diversas estancias que se reparten en casi 300 metros cuadrados de superficie útil, entre las que se encuentran un recibidor, un almacén, cuarto de instalación y aseos para hombres, mujeres y adaptados.