El Norte de Castilla

Los segovianos residentes en Madrid celebran su particular fiesta de San Frutos

Francisco Fuentenebro y Antonio Horcajo, durante la ceremonia religiosa. J. C. L.
Francisco Fuentenebro y Antonio Horcajo, durante la ceremonia religiosa. J. C. L.
  • La actuación de la Rondalla de Cerezo de Abajo y la degustación de las sopas del santo y de la tajada marcan el día en el Centro Segoviano

El Centro Segoviano de Madrid celebró ayer la festividad de San Frutos en sus locales del número 14 de la calle Alburquerque, en el madrileño barrio de Chamberí.

La misa fue oficiada por Francisco Fuentenebro Zamarro, sacerdote natural de Cantalejo, población de la que es su cronista oficial. Al acto religioso asistieron cerca de un centenar de personas y en él, como en todos estos años de atrás, intervino la Rondalla de Cerezo de Abajo, que puso el acento folclórico y segovianista a la ceremonia. También se llevó a cabo una cuestación para ayuda del Domund, pensando especialmente en los 135 misioneros segovianos que ejercen su ministerio en 37 países del mundo.

A la conclusión de la misa se degustaron las sopas del santo y la clásica tajada segoviana de convivencia, momento que todos los asistentes aprovecharon para departir animadamente.