El Norte de Castilla

Padres y alumnos se concentran a las puertas del colegio Santa Clara.
Padres y alumnos se concentran a las puertas del colegio Santa Clara. / M. Rico

Las Ampas subirán el tono de protesta
si el jueves no
hay una solución

  • Las limpiadoras de los colegios, donde en breve faltarán también las bolsas de basura, se suman a las movilizaciones

La primera movilización convocada por la Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de los colegios de educación Infantil y Primaria Santa Clara, La Villa y San Gil en defensa de las trabajadoras de la limpieza, que llevan cinco meses sin cobrar sus nóminas, y por la salud de sus hijos, puesto que desde esta semana no se utilizan productos de desinfección, fue secundada ayer por cientos de padres y alumnos. A las nueve de la mañana, hora de entrada a los centros, padres y alumnos se concentraban en las puertas de los tres colegios con sendas pancartas en las que se leía ‘Por la salud de nuestros hijos’. Así permanecieron durante diez minutos, retrasando el momento de acceso de los pequeños al colegio como medida de presión para que el conflicto se solucione lo antes posible.

María Galván, presidenta del Ampa de Santa Clara, recordó que son dos los frentes de reivindicación abiertos. Uno el de las trabajadoras, que llevan cinco meses «sin cobrar absolutamente nada y siguen dignamente cumpliendo su labor y viniendo a trabajar a diario». El segundo, que ha venido a agravar el conflicto, es que la empresa concesionaria no les facilita productos para la limpieza, por lo que ésta se realiza sin desinfección, únicamente con agua, y en breve faltarán incluso las bolsas de basura. Galván apuntó que la falta de desinfección comienza a notarse ya, principalmente en los baños de los centros.

Se trata de una situación que puede afectar a la salud de los niños, por lo que se optó por las movilizaciones. Además, las Ampas de los tres centros envían a diario cartas al Ayuntamiento, la Dirección Provincial de Educación, y desde ayer a la Jefatura del Servicio Territorial de Sanidad. Galván señaló que las asociaciones son conscientes de las dificultades de la rescisión de un contrato en el caso de las administraciones públicas, pero mostró su confianza en que el problema sanitario no se prolongue o que Sanidad pueda intervenir.

Las tres asociaciones trabajan de forma conjunta. En principio, las concentraciones se repetirán el lunes, martes y miércoles. En el caso de que no haya una solución, se ha propuesto que los alumnos no acudan a clase el jueves, puesto que se duda de que las condiciones higiénicas de las aulas sean las correctas, después de más de una semana sin productos desinfectantes al realizar la limpieza.

Las trabajadoras, algunas de las cuales asistieron a las concentraciones, agradecieron el apoyo de las Ampas y de todos los que se sumaron a la movilización. La empresa Zahoz, concesionaria del servicio, les ha dicho que al igual que no tiene dinero para pagar sus nóminas, tampoco lo hay para comprar productos de limpieza, señalaron, al tiempo que dejaron claro que apenas tienen esperanzas de que el conflicto se pueda resolver en breve. Ellas continuarán realizando su trabajo solo con agua, «cepillos que no barren» y fregonas sin desinfectar, que en breve «en lugar de limpiar probablemente moverán la suciedad de un sitio».

Pese a estas condiciones, no pueden abandonar su puesto de trabajo, «porque en ese caso nos despedirían». El asunto está en manos de un abogado, aunque es un proceso lento que podría demorarse aún varios meses, lo que supondría «una situación insostenible», afirman.

IU pide la rescisión

Izquierda Unida propone al equipo de gobierno la rescisión del contrato y que se recupere la gestión pública del servicio. Para pedir la rescisión se basan en la posibilidad de resolver el contrato ante el incumplimiento del contratista en el pago en plazo a sus trabajadoras, según un artículo de la Ley de Contratos del Sector Público en el que se señala «la imposibilidad de ejecutar la prestación en los términos inicialmente pactados o la posibilidad cierta de producción de una lesión grave al interés público», lo que, según la coalición, se produce al no contar las trabajadoras con artículos de limpieza suministrados por la empresa.