El Norte de Castilla

Seis de meses de cárcel y multa por vender a su cachorro cocker con pasaporte falso

  • En la cartilla sanitaria, la acusada había anotado datos de vacunación y desparasitación cuya administración atribuyó a una veterinaria colegiada

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El Juzgado de lo Penal nº 1 de Segovia ha condenado a una persona, como autora de un delito de falsedad en documento oficial, a la pena de seis meses de prisión y seis meses de multa a razón de una cuota de seis euros diarios.

Esta sentencia tuvo su origen en las actuaciones del Seprona de la Comandancia de Segovia realizadas en 2011, por la venta de un cachorro cocker, con la entrega a su compradora de un pasaporte o cartilla sanitaria en donde la acusada había anotado los datos de vacunación y desparasitación cuya administración atribuyó a una veterinaria colegiada, mediante el uso de un sello aparentemente auténtico y a sabiendas de su falsedad.