El Norte de Castilla

Los residuos de la planta de compostaje de Fuentepelayo siguen sin ser retirados

El delegado territorial de la Junta (izquierda) observa los vertidos esparcidos en la planta de compost de Fuentepelayo.
El delegado territorial de la Junta (izquierda) observa los vertidos esparcidos en la planta de compost de Fuentepelayo. / El Norte
  • IU-Equo y Podemos defenderán este miércoles en las Cortes que se retiren las autorizaciones a la industria

Los grupos parlamentarios de Izquierda Unida-Equo y de Podemos defienden este miércoles en las Cortes de Castilla y León la Proposición No de Ley (PNL) que presentaron de forma conjunta el 12 de enero y que insta a la Junta de Castilla y León a retirar las autorizaciones otorgadas a la planta de compostaje de Fuentepelayo, «dados los múltiples incumplimientos de las mismas», según han apuntado desde Izquierda Unida en Segovia.

Además, la delegación provincial de la coalición de izquierdas exige a la Junta la retirada de los montones de basura «que siguen depositados» en las tierras de labor de Fuentepelayo, Zarzuela del Pinar y Aguilafuente, informa Europa Press.

La organización, que está en contacto con la plataforma ciudadana 'No más mierda', solicita a las organizaciones sociales presentes en la Comisión Territorial de Medio Ambiente, Comisiones Obreras, Ecologistas en Acción y Unión de Campesinos de Castilla y León, que «conozcan y transmitan a la sociedad» las actuaciones de la Delegación Territorial de la Junta en este asunto, con el objetivo de «defender la salud de las personas y la calidad del medio ambiente», y que comprueben los análisis de la tierra, el agua y las cosechas de aquella zona realizados por la Consejería de Agricultura y Ganadería.

Desde Izquierda Unida en Segovia, argumentan que el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, «se había comprometido con la ciudadanía» a tomar una decisión sobre la retirada de los montones antes del 12 de octubre, y sin embargo «a fecha de hoy aún no ha tomado la decisión, escudándose en la solicitud de nuevos informes».

Asimismo, la formación de izquierdas ha aseverado que la Junta de Castilla y León «aparece enmarañada en sus propias omisiones, indecisiones y normas poco sensibles con las actuaciones contrarias al medio ambiente y a la salud de las personas».