El Norte de Castilla

El PSOE y su apuesta por la gobernabilidad... del Partido Popular

Ángel Galindo, concejal de IU. El Norte
Ángel Galindo, concejal de IU. El Norte
  • El concejal de IU afirma que el PSOE de Segovia, con su diputado Juan Luis Gordo a la cabeza, ha pasado del apoyo a Pedro Sánchez y el ‘no’ a Rajoy a respaldar a la gestora para favorecer un gobierno del PP

Hace unos días pudimos ver cómo el PSOE se resquebrajaba en una lucha de poder sin precedentes en la historia de este partido. Una guerra interna en la que algunos ‘socialistas’ de renombre han enterrado cualquier atisbo de influencia de la izquierda en el poder. Bastó con un simple amago de Pedro Sánchez de crear un gobierno alternativo con la izquierda para que parte del partido se levantase contra esa posibilidad.

Aunque, como digo, no fue más que un simple amago con el cual el ya exsecretario general del PSOE tomó posición en esa guerra de poder, ya que no mostró voluntad alguna de sentarse a hablar con Unidos Podemos. Porque, no nos equivoquemos, el proyecto de Pedro Sánchez y el de Susana Díaz son el mismo. En ningún momento el debate ha sido ideológico, lo que evidencia, una vez más, que el PSOE es el sostén necesario de las políticas neoliberales que están aplastando a las clases populares a pesar de contar con una militancia y un electorado de izquierdas que cada vez se siente más engañado. Para cambiar el artículo 135 de la Constitución junto al PP en verano de 2011, lo que dio luz verde a numerosos recortes, no hubo tanta tangana en el PSOE.

Este movimiento dentro del partido ha tenido consecuencias a todos los niveles. El PSOE de Segovia, con su diputado Juan Luis Gordo a la cabeza, ha pasado del apoyo a Pedro Sánchez y el ‘No’ a Rajoy a respaldar a la gestora para favorecer un gobierno del PP. En un ejercicio de irresponsabilidad sin precedentes, ha movido ficha ante unas posibles elecciones alineándose en esta ocasión con la ‘nueva’ mayoría del partido. Sinceramente, nos son indiferentes los problemas internos que puedan tener, pero este cambio de posición también sirve como respaldo a los intereses de las oligarquías al cerrar las puertas a un posible gobierno al servicio de la mayoría social, y eso sí que nos importa.

Mientras el PSOE busca cómo justificar su abstención para que gobierne Mariano Rajoy, se está celebrando el juicio del caso ‘Gürtel’. Este proceso muestra que no se trata de casos aislados de corrupción, sino que este saqueo ha formado parte de la estructura del partido. Ya lo hemos dicho en muchas ocasiones, el PP es una trama de corrupción que se presenta a las elecciones, y ahora el PSOE, también en Segovia con su apoyo a la gestora, se plantea facilitar que Rajoy siga en la Moncloa. Julio Anguita decía que lo que mejor define a un político son sus hechos y su ejemplaridad, y en este caso se están cayendo muchas caretas.

El PSOE ha dejado claro de qué lado está, no con sus votantes y militantes, no con la mayoría social, sino con los grandes poderes económicos. Por ello necesitamos una izquierda fuerte que dé respuesta a las consecuencias de esta estafa a la que llamamos crisis, que ha perjudicado principalmente a aquellos que no la han provocado, a la clase trabajadora. Nuestro deber es seguir trabajando en la construcción de alternativas. Ahora, más que nunca, es nuestro momento.