El Norte de Castilla

Las goteras retrasan la reapertura de la piscina climatizada de Segovia

Instalaciones de la piscina climatizada.
Instalaciones de la piscina climatizada. / El Norte
  • Las lluvias caídas en la capital en los últimos días han hecho imposible el sellado final, «que requiere, por motivos de seguridad, ser realizado con los cristales secos»

La piscina climatizada José Carlos Casado no abrió este lunes al público, como estaba previsto, tras la intervención de reparación de su cubierta. Si bien esa era la fecha fijada, las lluvias caídas en la capital en los últimos días han hecho imposible el sellado final, «que requiere, por motivos de seguridad, ser realizado con los cristales secos. Cualquier otra cosa pondría en riesgo la integridad física de los trabajadores de la empresa encargada de las obras», explican fuentes del Ayuntamiento de Segovia.

Durante la mañana de este lunes, tras la visita a la instalación de los técnicos de los Servicios Higiénico Sanitarios de la Junta, se pudo comprobar la existencia de goteras en la zona del vaso. En opinión de los técnicos las goteras no desaparecerán hasta que no se lleven a cabo los trabajos de sellado en la parte superior de la cubierta, por lo que la Concejalía de Deportes ha desestimado proceder a la apertura definitiva. El grueso de esta minuciosa reparación ya está terminado, tras varios meses de trabajo que han solucionado el deterioro y el desgaste de los materiales de la piscina.

Consciente del trastorno que supone para los numerosos usuarios de la instalación, el Ayuntamiento pide «disculpas y paciencia, mientras se mira al cielo esperando a que la lluvia dé una tregua de dos días para rematar los trabajos en la cubierta».

Trastorno

La concejala de Deportes, Marian Rueda, ha agradecido «la comprensión de la empresa concesionaria, de los trabajadores y de los usuarios, quienes esperaban disponer de la instalación desde este lunes.

«Somos conscientes del trastorno que ocasiona el retraso en la apertura sobre la fecha prevista, pero lo primero es garantizar la seguridad de los trabajadores de la empresa de la ejecución de las obras. Esperamos poder abrir de forma definitiva en los próximos días», ha comentado.

También ha agradecido el trabajo de la empresa que ha llevado a cabo las obras, «pues ha trabajado con diligencia y profesionalidad desde el primer día, y en ningún caso recae responsabilidad alguna sobre ella».