El Norte de Castilla

La iglesia de San Martín de Cuéllar se libera de humedades para Las Edades 2017

La iglesia de San Martín de Cuéllar se libera de humedades para Las Edades 2017
/ M. R.
  • La Consejería de Cultura y Turismo ha encargado un estudio técnico de las decoraciones pictóricas y de las yeserías del templo

Tras su cierre al público, la semana pasada, ayer mismo daban inicio las obras de reparación y limpieza de revocos y paramentos de la iglesia de San Martín, que tienen como finalidad reducir el ascenso de la humedad por capilaridad, adecentar la cabecera de la iglesia y sus fachadas norte y oeste, y propiciar una correcta conservación de los restos pictóricos y de la yesería.

Durante los últimos días de la semana pasada se retiraron del templo algunos de los elementos que habitualmente se pueden ver en la visita del mismo, puesto que este está adaptado como Centro de Interpretación del Arte Mudéjar. Ayer, las primeras máquinas comenzaban a realizar trabajos en el exterior del templo, que se sumarán a los ejecutados el año pasado, cuando se recuperaron las almenas de la torre, además de retejar la cubierta del ábside, de las naves laterales y de la nave central. También se restaurarán los aleros y las portadas de ladrillo mudéjar, los zócalos del ábside y el drenaje de las humedades en el muro sur, además de la realización de nuevas aceras en ese ámbito.

Los nuevos trabajos serán realizados por la empresa Construcciones y Rehabilitaciones Stoa, a quien la Junta de Castilla y león adjudicó los trabajos a través de la Consejería de Cultura y Turismo, que engloba estas obras dentro del Plan Mudéjar, financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. El importe de la restauración ascenderá a 42.716,41 euros y se realizará en un plazo de 77 días. El objeto es completar la restauración de la iglesia en lo que afecta a fábricas de ladrillo y revestimientos verticales, necesidades detectadas en un análisis y diagnóstico previo realizado sobre el edificio.

Está previsto que las mejoras se ejecuten tanto en el interior como en el exterior del templo. En lo referente a la parte externa, donde se han iniciado los trabajos, se actuará en los revestimientos de la nave, con la realización de enfoscado de mortero de cemento con despiece de sillería marcado con doble línea. En la actualidad estos elementos presentan manchas de humedad en su parte superior, originadas por la escorrentía del agua desde las cornisas.

También en la zona exterior del templo, la cabecera presenta manchas del salpiqueo y costras negras en los encuentros entre el ábside principal con los absidiolos que ascienden hasta las arquerías de ladrillo. El origen está también en la escorrentía del agua desde las cornisas y el salpiqueo del mismo. La fábrica de mampostería en los zócalos se encuentra limpia tras la intervención realizada el año pasado.

Costas negras

La humedad también centrará buena parte de las obras en la parte interior de las fachadas norte y oeste, donde existen manchas de humedad, líquenes y costras negras hasta una altura superior a los 60 centímetros, causadas por el tipo de pavimento duro junto a las mismas, que provoca el salpique del agua de lluvia sobre el zócalo de paramentos verticales.

En el interior del templo, las obras se centrarán en las fábricas de ladrillo, pilares de la nave y particiones interiores en cabecera. En el arranque de pilares en la nave, así como en la compartimentación del ábside, existe humedad proveniente del terreno, con manchas y disgregación del material de juntas y ladrillo, causada por la humedad ascendente por capilaridad, que se acentúa por la falta de ventilación del subsuelo cubierto por moqueta sobre solado de piedra, lo que impide la transpiración.

Para completar las actuaciones que se pretenden realizar en la iglesia de San Martín, la Consejería de Cultura y Turismo también ha dotado de una partida económica para la elaboración de un estudio técnico de las decoraciones pictóricas y la yesería del templo. El fin de esta iniciativa es tener un conocimiento detallado del estado de conservación de esos elementos, en concreto los que se conservan en los paramentos interiores de la iglesia, con el fin de servir de base a la elaboración de una propuesta de restauración.

Con estos trabajos cada vez parece más cerca que la iglesia de San Martín pudiera ser una de las sedes escogidas para albergar parte de la exposición de arte sacro Las Edades del Hombre que llegará el próximo año a la localidad.