El Norte de Castilla

Las editoriales de la región buscan su hueco en Latinoamérica
/ Representantes de editoriales, en la inauguración del encuentro, este lunes, en Segovia. Antonio de Torre

Las editoriales de la región buscan su hueco en Latinoamérica

  • El tercer encuentro internacional, que tiene lugar desde este lunes en Segovia, reúne a representantes de Chile, Argentina, Uruguay, Brasil, Colombia o México, entre otros países

El catálogo editorial castellano y leonés se abre a Iberoamérica. Foros como el que se ha inaugurado este lunes por la mañana en Segovia aspiran a que la producción de libros que facturan las editoriales asentadas en la región difumine fronteras, traspase mercados y se hagan un hueco en la oferta de las distribuidoras latinoamericanas. Las puertas que se derriben descubren un campo vastísimo de lectores hispanohablantes. Como ocurre en otros ámbitos y actividades económicas, el futuro de la edición regional pasa por la comercialización exterior. Y como coinciden integrantes del gremio autonómico, la lengua común es un acicate para avanzar en esa conquista.

El Palacio Quintanar de Segovia acoge dos jornadas de trabajo y contactos empresariales dentro del Encuentro Internacional de Editores de Castilla y León, cita a la que acuden sellos procedentes de Chile, Colombia, México, Argentina, Uruguay o Brasil, entre otros países. La directora general de Políticas Culturales de la Junta, Mar Sancho, quien asiste a la apertura del foro, ha elogiado el potencial de Castilla y León. «En tiempos tecnológicos, la industria del libro ha experimentado una reinvención, lo que le hace albergar una importante posibilidad de desarrollo que pasa por la internacionalización».

El crecimiento de la exportación de los catálogos que producen las editoriales de la comunidad autónoma es la ambición que rezuma el encuentro, Los invitados foráneos acuden con «ganas de conocer para luego ver si la producción se amolda» a su oferta de negocio. Así lo ha señalado el representante de Ediciones Euroamérica, Ramón Mateus. Por ejemplo, esta delegación colombiana asiste con la intención de descubrir «nuevas opciones y novedades que podamos a dar a conocer». El abanico de intereses temáticos se abre desde la edición de libros técnicos y científicos hasta contenidos históricos o literatura clásica y contemporáneo en español, revela el gerente comercial de EuroAmérica.

Una ley «insuficiente»

El encuentro se alza también como una conjura de las veintiuna editoriales de la comunidad autónoma para hacer frente a los males que aquejan a la actividad. No solo la manida crisis financiera ha zarandeado de la solapa al sector. Las vacas algo más desnutridas también han tenido que menos pasto para alimentarse por culpa de la piratería. El presidente del Gremio de Editores de Castilla y León, Ricardo de Luis, quien a pesar de los pesares ha preferido ver la botella medio llena al considerar que «los libros han acompañado a la humanidad desde el principio y seguirán existiendo».

El presidente gremial ha calificado de «paso adelante, pero insuficiente» la Ley de Proyección Intelectual, que a su juicio se queda coja en la aplicación, que «no es del todo rigurosa». Ricardo de Luis valora los avances producidos; sin embargo incide en la ahondar en la creación de «una mentalidad en el aparato jurídico, tanto jueces como fiscales».