El Norte de Castilla

Un policía de El espinar coordina a las 450 personas que buscan a Manuela Chavero

Participantes en el dispositivo de búsqueda de Manuela Chavero. Efe
Participantes en el dispositivo de búsqueda de Manuela Chavero. Efe
  • José Ángel Sánchez ha establecido sectores de búsqueda sobre el terreno, en los que se contemplan pozos, embalses, zonas escarpadas y campo abierto

Una gran batida de búsqueda, con participación de efectivos de Guardia Civil, Policía, Protección Civil, así como de voluntarios, ha comenzado a primera hora de esta mañana en el entorno de Monesterio (Badajoz), donde desde hace 100 días no se sabe nada de Manuela Chavero. El rastro de Manuela, de 42 años, en trámites de separación y con dos hijos de 14 y 6 años, se perdió el pasado 5 de julio en su casa, situada en las afueras del municipio, adonde había regresado tras estar con una amiga.

El dispositivo, que coordina el policía local de El Espinar José Ángel Sánchez, está formado por unas 450 personas, distribuidas en una treintena de grupos, según datos aportados esta mañana por los coordinadores, que se han marcado el objetivo de rastrear 42 kilómetros cuadrados.

Desde las 07.00 horas de hoy, el albergue Las Moreras ha ido recibiendo a decenas de voluntarios, muchos de ellos vecinos de Monesterio y de localidades limítrofes, así como a efectivos de la Guardia Civil de varias unidades, como la Cinológica y el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), entre otras. Miembros de Cruz Roja, la asociación DYA y Protección Civil, una unidad cinológica voluntaria del Cuerpo Nacional de Policía, otras subacuáticas de la Asociación de Bomberos de Badajoz y voluntarios del Ejército del Aire se han sumado a esta batida, informa Efe.

También están presentes los padres de Paco Molina, Isidro y Rosa, que viajaran desde Córdoba, la ciudad donde desapareció su hijo hace ya 15 meses; Carmen, hermana de Juan Antonio Gómez Alarcón, desaparecido en Mijas (Málaga) el 20 de junio de 2010; y Antonio, hermano de Angelines Zurera, desaparecida en Aguilar de la Frontera (Córdoba) el 2 de marzo de 2008.

Con el apoyo de la Policía Judicial de Badajoz y de Zafra, el coordinador de la búsqueda ha establecido sectores de búsqueda sobre el terreno, en los que se contemplan pozos, embalses, zonas escarpadas y campo abierto. En función de las características del terreno, los grupos han sido diseñados y conformados por agentes especialistas en los mismos. De hecho, seis grupos están formados por efectivos de unidades subacuáticas y otros portan perros adiestrados en la localización de personas. Además, está previsto que se incorpore a media mañana un helicóptero de la Guardia Civil.

La batida, en la que también hay voluntarios particulares procedentes de las provincias de Huelva, Sevilla y Córdoba, concluirá a las 16.30 horas.

Manuela estuvo en la noche del 4 de julio con una amiga, la última persona que la vio, y después regresó a su casa, donde se perdió su rastro.

Nada estaba forzado; sobre su cama estaban los pantalones que había llevado el día anterior, la luz del salón y de la cocina estaban encendidas, al igual que la televisión, y su cartera y su teléfono móvil estaban allí, con una última conexión a las 01:55 horas del 5 de julio.

Los hijos de Manoli, como era conocida, de 14 y 6 años, siguen con el padre en Las Pajanosas (Sevilla), donde estaban cuando desapareció su madre.