El Norte de Castilla

Aguilafuente celebra los 15 años de su Aula Arqueológica

El delegado de la Junta, en el Aula Arqueológica de Aguilafuente. El Norte
El delegado de la Junta, en el Aula Arqueológica de Aguilafuente. El Norte
  • El centro introduce al visitante en el mundo romano bajo imperial y el periodo visigodo de manera científica pero a la vez amena

El delegado territorial de la Junta, Javier López-Escobar, ha visitado hoy el Aula Arqueológica de Aguilafuente, acompañado por la jefa del Servicio Territorial de Cultura, Ruth Llorente, y el alcalde del municipio, Jesús Ballesteros. Ubicado en la iglesia de San Juan Bautista, este espacio cultural y educativo celebra su decimoquinto aniversario desde que en octubre de 2001 abriera sus puertas al público.

Esta instalación de carácter didáctico pretende hacer partícipe al público de los modos de vida y las características culturales de las gentes que vivieron en esta zona de la provincia hace casi 2.000 años. López-Escobar recorrió el centro, que se encuentra estructurado en 11 secciones que van introduciendo al visitante en el mundo romano bajo imperial y el posterior periodo visigodo, todo ello aderezado con la utilización de medios audiovisuales, ordenadores, proyecciones y réplicas de los objetos encontrados durante las campañas de excavación. Además, se pueden contemplar los mosaicos romanos originales que se extrajeron de la villa durante las excavaciones.

El recorrido comienza desde un imaginario túnel del tiempo que nos retrotrae a través de diferentes hitos históricos desde el siglo XXI hasta el IV. Tras este viaje temporal, el público entra de lleno en el mundo de las villae rusticae, las villas rusticas romanas, grandes propiedades que poseían vastos latifundios agrícolas. Proliferaron desde el siglo I hasta el final del Imperio Romano, alcanzando su máximo apogeo en los siglos III y IV. En este punto del itinerario se muestra cómo estaban decoradas, que características de ubicación eran las más usuales, incluyendo incluso pasajes de los tratadistas de arquitectura romana y agrónomos más conocidos, como Vitrubio o Columela. El visitante también tendrá información de primera mano sobre los talleres de artistas que se encargaban de la decoración musivaria y pictórica.

Excavaciones

Tratando de divulgar todos los conocimientos científicos obtenidos durante las excavaciones que concluyeron en 1972, se crea casi treinta años después el Aula Arqueológica. El espacio expositivo se encuentra ubicado en la iglesia de San Juan Bautista, edificio románico correspondiente a finales del siglo XI y rehabilitado en varias fases durante los años 90 para convertirse finalmente en el marco de acogida de este nuevo recurso turístico y cultural.

El Ayuntamiento de Aguilafuente y la Junta de Castilla y León establecieron en el año 2000 un convenio para crear, como en algunas otras localidades con restos arqueológicos, un Aula de Arqueología en el que se muestren de una manera rigurosa y científica, pero a la vez amena y didáctica, todos los pormenores de la vida en una villa romana bajo imperial. Tras los pertinentes trabajos de ejecución el Aula se abrió al público en octubre de 2001.

Declarada Bien de Interés Cultural en 1993, la iglesia de San Juan de Aguilafuente presenta dos etapas constructivas, la primera de las cuales corresponde al siglo XII y comprende los elementos románicos de la torre, nave, portadas y ábside. Fue ampliada en el siglo XVI, desfigurándose su estructura original con el añadido de una nave en el lado de la epístola y un aumento de la longitud de la nave primitiva. Corresponden a este momento también la capilla adosada al ábside y el traslado de la portada Norte al nuevo muro exterior. Durante el barroco se introdujeron algunas reformas y se construyeron las bóvedas de la nave.

Respecto a la villa romana de Santa Lucía que se localiza en Aguilafuente, se encuentran también sobre ella restos arqueológicos de un cementerio visigodo. En 1993, la Junta de Castilla y León acometió los trabajos de limpieza, consolidación y protección de los elementos arquitectónicos exhumados en las excavaciones anteriores y se llevó a cabo el estudio de la extensión de la villa y el cementerio más allá de la zona afectada en las primeras excavaciones.