El Norte de Castilla

Juan Luis Gordo pide a la díscola agrupación de Cuéllar «altura de miras»

El secretario general del PSOE de Segovia, Juan Luis Gordo. El Norte
El secretario general del PSOE de Segovia, Juan Luis Gordo. El Norte
  • Expresa su «respeto más profundo» hacia su postura, «que lógicamente no comparto porque ni responde al sentir mayoritario de la ejecutiva provincial ni al de la mayoría de las agrupaciones»

El debate interno que los socialistas mantienen estos días en torno a la gobernabilidad de España ha llegado a Cuéllar, donde la agrupación local ha mostrado, en dos asambleas, su disconformidad con las decisiones adoptadas el pasado sábado por la comisión ejecutiva provincial, hasta el punto de que ha optado por no refrendar el apoyo unánime recibido en ella por el secretario general provincial, Juan Luis Gordo.

Los socialistas cuellaranos han pedido la dimisión de Gordo como máximo responsable del PSOE segoviano, postura que la última asamblea expresó por mayoría, con la excepción del secretario general cuellarano, Carlos Fraile, partidario de respetar las decisiones del consejo territorial del pasado 29 de septiembre, al que no pudo acudir. Fraile no está de acuerdo con la celebración de un congreso extraordinario exprés, como proponía Pedro Sánchez, porque «deben prevalecer los intereses del país por encima de los del partido y de los individuales». En este sentido, Fraile asegura sentirse dolido con Pedro Sánchez, pues «le dio la vuelta a esas prioridades y no pensó en el conjunto del país».

A pesar de que la postura del grueso de asistentes fuera contraria a la suya, Carlos Fraile desvela que el tono de las asambleas celebradas en Cuéllar fue «muy cordial», y que en ellas se analizó en profundidad la situación del PSOE y la conformación del próximo Gobierno de España. A través de un comunicado, los socialistas cuellaranos manifestaron ayer discrepar «profundamente» con la decisión adoptada por la ejecutiva provincial en lo referente a que sea el comité federal el órgano que decida sobre una abstención «que permitirá formar Gobierno al Partido Popular». Según sostienen estos críticos con la actual gestora, la decisión sobre abstenerse o no debe ser tomada por la militancia.

Tampoco refrendan los socialistas cuellaranos el apoyo unánime que recibió Juan Luis Gordo en la ejecutiva provincial del sábado, pues entienden que su presencia en el comité federal se debe a los militantes de Segovia, «y por lo tanto, [el día 1] podía haber votado tal y como lo hizo [en contra de la celebración de un congreso], pero habiéndolo manifestado con anterioridad y con claridad a los militantes».

«Respeto»

Juan Luis Gordo no podía ayer ocultar su disgusto por lo ocurrido en Cuéllar, aunque expresó su «respeto más profundo» hacia la postura de los miembros de la agrupación socialista cuellarana, «que lógicamente no comparto porque ni responde al sentir mayoritario de la ejecutiva provincial ni al de la mayoría de las agrupaciones, con las que me estoy reuniendo estos días». El secretario general provincial aseguró haber hablado también con la agrupación de Cuéllar: «Les dije que, adoptaran el acuerdo que adoptaran, siempre defenderé los intereses de la villa, y les pedí altura de miras, porque tenemos la obligación de poner por encima los intereses del país».

El pasado sábado, Juan Luis Gordo recibió el respaldo unánime de la ejecutiva del PSOE segoviano. En la asamblea se votaron tres cuestiones: La primera, la gobernabilidad del país. De los 24 miembros de la ejecutiva asistentes, 20 votaron a favor de facilitarla. La segunda cuestión planteaba si la decisión de abstenerse en la investidura de Rajoy debía adoptarla el comité federal o la militancia, y la mayoría (22 de 24) se manifestó a favor de que lo haga el comité federal. Y la tercera solicitaba un voto de confianza hacia el seretario general provincial, Juan Luis Gordo, que recibió un espaldarazo unánime (24 de 24).