El Norte de Castilla

Taquilla de uno de los cines de la capital segoviana.
Taquilla de uno de los cines de la capital segoviana. / Antonio de Torre

Los cines de Segovia hacen 250.000 euros más de caja que hace dos años

  • El incremento de la recuadacion viene apoyado por que el número de espectadores ha crecido por encima del 35% desde 2013

El séptimo arte sigue siendo uno de los mayores atractivos de ocio posibles. A pesar de que existen múltiples dispositivos para ver una película, la calidad no es equiparable a disfrutarla en una sala de cine, dotada con la última tecnología, que hace que el sonido y la calidad de la imagen parezcan completamente diferentes a visionarla en un ordenador, televisión o en cualquier otro dispositivo digital que permita su reproducción.

Ir al cine seduce y cada vez más a los segovianos, que han vuelto encontrar en este modo de ocio una buena alternativa para combatir el aburrimiento. Durante 2015, las quince salas de cine de la ciudad registraron 270.994 espectadores, con una recaudación de 1.465.835 euros, según la estadística del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Los datos suponen un ligero incremento de espectadores de un 11,62% frente al año anterior, cuando la ciudad registró 242.766 espectadores, pero la subida es aún mayor si se comparan con hace dos años, cuando se registraron 200.693 personas, es decir, una subida del 35,02%.

Estas cifras colocan a Segovia en el número 43 en la clasificación nacional por recaudación, en un ránking de 52. Los números hacen que la provincia supere a otras de la comunidad como Zamora, Ávila, Soria y Palencia, aunque estén muy lejos de los de Valladolid, en el número 22 de la lista, con más de un 1.100.000 espectadores. La recaudación obtenida en las salas de cine segovianas también ha sido superior, ya que los datos van relacionados de forma directa con el número de espectadores. De esta forma, en 2013 obtuvieron un total de 1.218.367 euros, 1.328.115 euros en el 2014 y en 1.465.835 euros el año pasado.

Cuatro de fuera por cada producto nacional

Durante 2015, las películas que más tirón tuvieron fueron la saga de Stars Wars, 'El despertar de la fuerza' a finales de año, 'Ocho apellidos catalanes', 'Los juegos del hambre: Sinsajo-Parte 2' y 'Los Minions'. Las quince salas de cine de Segovia proyectaron durante el año pasado 217 largometrajes, de los que 171 fueron extranjeros, frente a los 46 españoles. En cuanto a número de espectadores, el cine español tuvo 67.842 recaudando 373.171,50 euros, mientras que el cine internacional tuvo 203.152 espectadores y una recaudación 1.092.663,60 €. Los responsables de las salas de cine confirman que el cine procedente de Hollywood sigue triunfando frente a lo hecho en casa, aunque « dentro del cine español, la comedia tiene más repercusión que si no lo es», asegura el gerente de los cines Artesiete, Humberto Casado.

La buena racha parece que continua este 2016, que está cosechando muy buenos resultados porque «la gente está más animada a ir porque películas buenas hay todos los años», asegura el responsable de los cines Luz de Castilla, José Manuel Fuentes. De hecho, en estos nueve meses las salas han tenido buenos datos de público con películas animadas como 'Mascotas' y 'Zootrópolis', así como 'El escuadrón suicida'.

Las expectativas son halagüeñas para el fin de año, con películas tan destacadas como 'Un monstruo viene a verme', de Juan Antonio Bayona, el director de 'Lo Imposible'; 'Infierno', la tercera parte de 'El Código Da Vinci'; 'Animales fantásticos y dónde encontrarlos', ambientada en el universo de Harry Potter y producida por J. K. Rowling, que se estrenará el 18 de noviembre, el ya clásico estreno navideño de Disney que este año será 'Vaiana'; así como la nueva producción 'Rogue One: Una historia de Star Wars', previsto su estreno para el 18 de diciembre. «No es la continuación de la película del año pasado. Es lo que pasa entre el tercer y cuarto episodio», matiza Fuentes.

En Segovia, el público mayoritario es el familiar que acuden a ver cine de animación porque «los niños arrastran a los papás, a los abuelos y a los tíos», puntualiza Fuentes. El fenómeno de la Muestra de Cine Europeo, Muces, también cala en los segovianos y hace que en la ciudad se congregue un tipo de público «muy especial» para ver películas de cine comercial.

Hay que captar a los más jóvenes

Los que siguen sin acudir a las salas de cine son los más jóvenes, con edades comprendidas entre los 15 y 20 años, un público que «está totalmente perdido», salvo películas «muy contadas» como la saga 'Fast and Furious' o 'Los juegos del hambre'. Los precios para acudir al cine en Segovia van desde los 3,70 que cuesta entrar los miércoles hasta los 6,50 euros de sábados, domingos y festivos.

Los dos cines que existen en la capital suelen ofrecer a los segovianos una media de tres estrenos todos los viernes, lo que supone cubrir el 75% de las películas que llegan a España. Multicines Artesiete (www.artesiete.org) cuenta con siete salas, dos de ellas equipadas para películas 3D con sonido HFR y certificación Dolby Surround; ofrece una amplia capacidad ya que tiene dos salas para 410 personas cada una, y varias de 200 butacas. Además, cuentan con una tarjeta de fidelización con la que los usuarios pueden obtener importantes descuentos.

Las otras ocho salas están en los cines Luz de Castilla (www.cinesluzdecastilla.com), situados en la planta superior del centro comercial. Todas son en grada, un par de ellas con capacidad para 265 personas y el resto para 120. Las condiciones de los locales también están muy cuidadas, con butacas amplias, para ver las películas con proyecciones digitales en pantallas de 20 metros. El responsable destaca que «en España pocos cines tienen un vestíbulo amplio cómo éste, bien equipado y preparado». Además de su apuesta por la cartelera para «que no siempre se vea lo mismo, siempre tenemos varias de cine no comercial», matiza Fuentes.

El público que acude a este cine, a las afueras de la ciudad, suele ir en coche. De hecho, una de las reclamaciones del responsable es que se ajusten los horarios de los autobuses para que las personas que quieran ir al cine puedan contar con este servicio porque «malamente llegan y no sé si alguien podría tomar medidas».